Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No solo libres, sino también buenos

Enric Barrull (Gerona)
Redacción
lunes, 3 de septiembre de 2007, 16:56 h (CET)
Hace unos meses leí una carta de Josefa S, una madre preocupada por la nueva asignatura, que me convenció. Y es que creo que antes de comenzar el curso académico es conveniente recordar, Sr. Director, que Educación para la ciudadanía, presenta un modelo de persona basado en el relativismo ético. Cuando a un niño se le forma en el relativismo moral, es decir en la falsa creencia de que los hombres no podemos distinguir con certeza entre el bien y el mal, al niño no se le está haciendo malo, sino algo peor, incapaz para ser bueno.

Educación para la ciudadanía, predica la tolerancia tanto respecto al mal como al bien, y eso es erróneo. El mal se puede tolerar; el bien no necesita de la tolerancia. Por otra parte, objetar es ejercer con normalidad un derecho constitucional; y ejercer un derecho no puede generar ni sanciones ni discriminaciones. Es por ello que no se puede suspender a un niño, dejarle sin graduado escolar, por suspender una asignatura de ideología o por la objeción de sus padres.

Esta asignatura obligatoria y evaluable, como las matemáticas, se opone al derecho de los padres a educar según sus criterios morales, derecho reconocido en el art. 16,1 de la Constitución, y en general a su proyecto educativo para sus hijos.

"Queremos, decía la madre que he citado al inicio, que nuestros hijos, no sean solamente libres, sino libres y buenos.

Noticias relacionadas

Desmantelando España

Más fácil es reprimir la primera codicia que satisfacer la próxima” Benjamín Franklin. Político y científico estadounidense

Prensa, TV y radios catalanas apoyan el 1ºO

Iglesias alienta la consulta y Sánchez juega a dos barajas

El momento de la tenebrosidad en escena

Andamos crecidos de falsedades. Nos desbordan

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris