Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Puerta, gracias por enseñarnos tantas cosas

Jorge Dargel
Jorge Dargel
lunes, 3 de septiembre de 2007, 10:40 h (CET)
Pocas palabras me salen para hablar de la muerte trágica y repentina de Antonio Puerta. No voy a hablar de su calidad como jugador o sobre su grandeza como persona. Para eso ya están muchos otros que lo conocían mejor que yo. No voy a hablar de los títulos que ganó, ni si esperaba un hijo dentro de poco más de un mes. No voy a hablar de la tristeza que se nos quedó a millones de españoles cuando empezamos a conocer lo sucedido al joven lateral derecho del Sevilla.

Voy a hablar de lo conseguido por Puerta cuando estaba luchando por ganar su partido más importante y de lo logrado aún después de muerto. Se te saltan las lágrimas al ver dos aficiones rivales como son las del Sevilla y la del Betis unidas por el dolor de un acontecimiento como éste. Cuando ocurren cosas como ésta, el fútbol es lo de menos. Aún cuando veo imágenes de sevillistas y béticos cantando alrededor del Sánchez Pizjuán, se me pone la piel de gallina. Los seguidores de ambos clubes han dado un ejemplo mundial al resto de aficiones y de equipos.

La muerte de Antonio Puerta seguramente no haya sido en vano. Suena a tópico, pero creo que es verdad. Espero que tras lo ocurrido, se tomen de una vez por todas las medidas para intentar que no vuelva a pasar lo mismo. No sólo me refiero a tener un desfibrilador en todos los campos de Primera o Segunda División, sino en todas las instalaciones deportivas de nuestro país, ya que son miles de deportistas que practican deporte cada día. Llámese fútbol, balonmano, baloncesto o ciclismo, pero nunca sabes cuándo puede ocurrir algo como lo del jugador del Sevilla.

Puerta era famoso y un jugador de uno de los mejores equipos actualmente, pero hay otros cientos de miles que son anónimos y también juegan a un deporte que exige tanto o más esfuerzo que el balompié. Por este motivo urge que no se tome a la ligera los reconocimientos médicos ni las medidas necesarias en caso de pasar algo grave en una instalación deportiva. El deporte es salud, pero no todas las personas pueden estar preparadas para una alta exigencia física, como por ejemplo, por alguna enfermedad congénita.

Seguramente, han ‘caído’ otros muchos como Puerta en campos de tierra, en pistas de cemento o en suelos de goma, pero esas muertes lamentablemente no trascendieron tanto como la de Puerta. El joven jugador, que posiblemente estará jugando ahora allí arriba, nos ha enseñado una carencia que tiene nuestro país. Nos ha enseñado que el fútbol no siempre conlleva violencia o agresividad. Nos ha enseñado que dos aficiones eternas rivales pueden cantar al unísono un mismo himno y un mismo cántico. Antonio Puerta, gracias por enseñarnos tantas cosas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris