Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Primer ministro iraquí asombra amigos y oponentes

Mariana Bélenkaya
Redacción
sábado, 1 de septiembre de 2007, 08:03 h (CET)
El primer ministro de Irak, Nuri Al Maliki ha emprendido pasos decisivos para consolidar la unidad nacional de su país, en momentos cuando es objeto de fuertes críticas por parte de Washington y París.

En conferencia de prensa en Bagdad el pasado 26 de agosto, Nuri Al Maliki anunció que representantes de las comunidades kurda, sunita y chiíta concertaron acuerdos relacionados con asuntos claves que favorecerán la estabilidad política iraquí.

El primer ministro se refirió a la adopción de una amnistía para los presos políticos, la celebración de elecciones municipales y provinciales, enmiendas a la ley del petróleo y el levantamiento de la prohibición que pesaba sobre los antiguos miembros del partido Baas, para desempeñar cargos públicos.

Para Irak los acuerdos son importantes porque la discusión de esos problemas durante meses paralizó el trabajo del gobierno, e incluso provocó un boicot por parte de seis ministros del Frente del Consenso Iraquí sunita.

Ahora, los iraquíes cuentan con una oportunidad probablemente única para de salir del atolladero político, pues aunque los ministros del boicot no tienen prisa en reanudar sus funciones, tanto ellos como la comunidad sunita en general no han renunciado a continuar el diálogo con los representantes del resto de los grupos étnicos y confesionales iraquíes.

Todo esto ocurrió días después de que el embajador de Estados Unidos en Bagdad, Ryan Crocker, expresara profunda desilusión por el desarrollo del proceso político en Irak, y los senadores demócratas estadounidenses Carl Levin y Hillary Clinton afirmaran que Nuri Al Maliki debería dimitir.
Esa misma opinión expresó el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, tras concluir una visita a Bagdad.

El único en expresar apoyo al primer ministro iraquí ha sido el presidente estadounidense, George W. Bush, aunque matizó que el Gobierno que dirige Al Maliki debería hacer mucho más que lo que está haciendo.
Por lo visto, el acuerdo entre sunitas, chiítas y kurdos explica la confianza que el presidente estadounidense deposita en el primer ministro iraquí.

Cabe subrayar que Nuri Al Maliki de ningún modo puede catalogarse como un protegido de EEUU, al contrario, sus visitas a Teherán y Damasco son criticadas por Washington.
Tras los comicios legislativos en Irak en diciembre de 2005, EEU ha mermado considerablemente sus posibilidades de controlar el proceso político en ese país.
A pesar de estar bajo una fuerte influencia exterior en muchos frentes, ahora, en algunos aspectos, Irak evoluciona de acuerdo a un algoritmo propio.

Washington no debe olvidar que la nominación de la candidatura de
Al Maliki al cargo de primer ministro fue el resultado de muchos meses de debates entre los políticos iraquíes.
Pues no aparecieron otros candidatos de compromisos que fueran aceptados por la mayoría de los diputados iraquíes.

También hay que tener presente que cualquiera otra figura política se enfrentará a los mismos problemas que ahora sortea Al Maliki, y que una nueva repartición de las carteras del Gobierno no favorecerá la regulación de la situación en Irak sino que por el contrario, puede paralizar ese proceso por un período indeterminado.

Y esto, bajo ninguna circunstancia le conviene en estos momentos al presidente de EEUU.

A diferencia de Levin y Clinton, el mandatario estadounidense no tiene tiempo para experimentos políticos. Por lo visto, todo esto supone el aval que tiene Bush para apoyar al primer ministro iraquí.

La situación en Irak no va a cambiar si se comparte o no las opiniones sobre la incapacidad del gobierno de Al Mailiki pronunciadas por los senadores demócratas estadounidenses y el ministro francés.

Incluso si las conclusiones hechas por esos políticos estadounidenses fueron respaldadas por informes de los servicios de inteligencia de EEUU, y las valoraciones que manifestó el jefe de la diplomacia gala a partir de revelaciones hechas por influyentes interlocutores iraquíes.

Ahora la situación en Irak es otra, durante mucho tiempo los europeos estuvieron apartados de los procesos que ocurrían en ese país y los estadounidenses han cometido demasiados errores.

Es por esto, que el voto de confianza o de desconfianza a Al Maliki es un asunto que deben decidir los propios iraquíes.

Nadie pone en duda que Irak sigue dependiendo de Occidente y también de sus vecinos en la región. En su territorio convergen los intereses de muchas y muy diferentes potencias, y todavía está muy lejos el momento de su estabilidad política y la estabilidad en materia de su seguridad.

Pero Irak ya recuperó su soberanía, al menos de palabra (jurídicamente en 2004).

Precisamente a partir de esa premisa debe interpretarse las criticas que pronunció Al Maliki contra los senadores de EEUU, que según sus palabras, se refirieron a Irak irrespetando su soberanía, como si fuese un caserío estadounidense.

Al Maliki dijo también que el jefe de la diplomacia de Francia debe disculparse por sus comentarios contra un país soberano.

En cuanto a los pronósticos sobre si será o no provechosa la ulterior gestión del gobierno de Al Maliki es un asunto que se verá con el tiempo. Lograr la unidad nacional es un proceso complicado. Lo que ha quedado claro es que Irak y los iraquíes están seguros de sí mismos.

____________________

Mariana Bélenkaya, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris