Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Bioética, según Jovellanos

Carlos Roces Felgueroso
Redacción
lunes, 27 de agosto de 2007, 22:17 h (CET)
Con fecha de 7 de mayo de 1800, escribía Jovellanos a su amigo el Canónigo Posada una larga carta sobre la ampliación de estudios en su querido Instituto:

- «No es fácil dar a Vmd. una razón de lo que es nuestro curso y menos de lo que será, porque tratamos de irlo perfeccionando con la experiencia. Por ahora se reduce: primero, a unas lecciones preliminares sobre la formación de las ideas; segundo, a unos elementos de gramática racional o general en que se descubra la lógica del lenguaje en dos partes: (a) primera, por los oficios de las palabras en él; (b) segunda, por el enlace de las mismas palabras... para formar juicios y encadenarlos. Esta última parte se irá ampliando más y más hasta embeber en ella cuanto es esencial al conocimiento de la Retórica y de la Lógica. Y como esta última anda envuelta en la Metafísica, se preparará a los jóvenes para tomar conocimiento de ésta, pasar a la Teología natural, que rigurosamente es una parte suya y acabar con la Ética, que toda se apoya y deriva del conocimiento del Sumo Bien, contenido en su antecedente. A esto debe suceder la Historia de la Religión, para perfeccionar el conocimiento del Dogma que desde la escuela habrán estudiado en el Catecismo. En suma, un método sencillo, acomodado al objeto, pocos preceptos, ejemplos muchos, poco fiado a la memoria, mucho a la explicación paciente y constante hasta que se sepa haberse entendido cuanto se propone».

Jovellanos habla de la Metafísica, de la Teología, de la Ética, del Dogma, del Catecismo. Todo ello de acuerdo con su Iglesia, la Católica, que, en su actualización, entre esos “pocos preceptos”, hoy nos viene a decir:

«Es urgente una movilización general de las conciencias y un común esfuerzo ético, para poner en práctica una gran estrategia en favor de la vida. Todos juntos debemos construir una nueva cultura de la vida: nueva, para que sea capaz de afrontar y resolver los problemas propios de hoy sobre la vida del hombre; nueva, para que sea asumida con una convicción firme y activa por todos los cristianos; nueva para que pueda suscitar un encuentro cultural serio y valiente con todos. La urgencia de este cambio cultural está relacionada con la situación histórica que estamos atravesando, pero tiene su raíz en la misma misión evangelizadora, propia de la Iglesia» (EV n. 95).

Jovellanos , con sus ideas, sería necesario aquí, hoy, para defender la vida, contra los abortistas.

Como él no está, tendremos que seguir intentándolo, contra los abortistas, disfrazados de “bioéticos”.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris