Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Sigo como Dios

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 27 de agosto de 2007, 22:17 h (CET)
Para no pocos aficionados al 7º arte, bien podría ser esta cinta americana la gran sorpresa del verano. Con una imaginación singular y una gracia desbordante, el director Tom Shadyac nos ha regalado una cinta, que con seguridad no defraudará a ningún espectador por exigente que sea. Su protagonista, Steve Carrel ha quedado, tras su genial interpretación, como el mejor actor cómico de la actualidad.

Sin pretensiones críticas de ningún tipo, me atrevo a decir que el filme es una bella e inusual comedia para toda clase de espectadores, que van al cine a pasar un buen rato, olvidando los arduos problemas de la vida, saliendo de la proyección alegres, felices y distendidos. Para los no profesionales, que deseamos contagiar el buen gusto por filmes que merecen la pena, la recomendación es plena. Breve y sucintamente calificaría a esta cinta con unos adjetivos en los que incluyo mi positiva valoración.

Es ante todo, una película muy entretenida, de un humor e ingenio contagiosos. Es un filme familiar sin excepción, alegre, optimista, crítica con la clase política y el poder económico. Admirable por sus efectos especiales. Inolvidables las escenas de los animales y de la inundación, llegando el arca del nuevo Noé, al mismo Congreso de los EE.UU. Imposible dejar mejor imagen de Dios y mejor sabor de boca que el que logra Morgan Freeman , bailando con sus criaturas, los hombres. No se la pierdan.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris