Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Anguita versus ecclesiam

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 27 de agosto de 2007, 05:59 h (CET)
Algunos católicos alimentábamos cierta esperanza que “el califa” Anguita, tras su paso de la política al retiro privado y tras la muerte de su hijo, podría recapacitar y rectificar de su ideología marxista y mostrarse moderado en sus palabras y juicios.

No parece sea esta la realidad, sobre todo al saber el comportamiento que ha tenido en el Curso de verano de la Universidad de Cantabria donde arremetió contra la Iglesia, al decir que es “una especie de gangrena y parásito” social y que el Rey aún asiste a misa en lugares públicos. Tales “ perlas” son demostraciones claras de un inculto, resentido y trasnochado marxista. Todavía sigue anclado y prisionero de sus vetustos prejuicios antieclesiales y monárquicos, propios de un inmovilista irrecuperable. Razón tenía Einstein al decir que “es más fácil la fusión del átomo que abandonar un prejuicio”..

Con una somera información sabría que la Iglesia ahorra al Estado muchos millones de euros sólo en el campo de la educación, de la ayuda a los más pobres y del cuidado y conservación del patrimonio cultural.

Además, muestra una gran incoherencia personal y mental, pues el funeral por su hijo lo celebró en un templo católico y S..M . el Rey, como católico que es y representante de la mayoría católica española, hace lo que debe de hacer y donde debe hacerlo.. ¡Calladito se está mejor, señor Anguita, y además no ofendería a nadie¡.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris