Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Todo club deportivo...

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 26 de agosto de 2007, 07:21 h (CET)
Un anuncio de esos que hacen moda e historia en el mundo de la publicidad es el que anuncia muebles y enseres para la casa y que no parece estar muy de acuerdo con las monarquías, aunque en esa “res publica” tan particular se propugnen reyes, príncipes y princesas muy domésticos. Es un anuncio que proviene de la creatividad de esos artistas a veces incalificables dentro de los índices de artistas de bellas artes, pero artistas al fin, como son los publicistas. Porque artistas son estos creadores cuando, en un buen número de casos, un corto anuncio supera en calidad y originalidad a una docena de largos programas de televisión que de ellos se alimentan.

El anuncio en cuestión preferido por miles de televidentes, fruto de una multinacional publicista dice así: "Toda República tiene que tener un himno. Y una bandera. Las leyes se deciden en el parlamento. Y a pesar de ser una república puede tener un rey. O una reina. Sus habitantes tienen la obligación de conservar su flora. Y su fauna. En la República el derecho a huelga es legítimo, lo mismo que el derecho de reunión. Y por ley los invasores serán respetados. Todas estas leyes, por supuesto, pueden cambiar en el momento en que te dé la gana. Bienvenidos a la República independiente de tu casa".
Todo esto te lo van diciendo mientras una cámara recorre de manera estratégica los distintos lugares decorados de una casa, hasta llegar al felpudo, parte igualmente importante que define a sus moradores.

Pues bien, este anuncio me sirve de prolegómeno para parafrasear su mensaje pero llevándolo a un club deportivo, al Club Balonmano Ciudad Real: “Todo Club Deportivo tiene que tener un himno. Y una bandera... etcétera, etcétera.”
Será a partir del sábado 1 de septiembre de 2007 que el CB Ciudad Real disponga de su propio himno, y como parte de la historia del himno del Balonmano Ciudad Real creo que, en buena lid, debo dar la enhorabuena a sus autores, tanto músicos como escritores del texto por permitir que cantemos algo mejor que esa canción inglesa que se canta en varios continentes en los eventos de triunfo pero que nada tiene que ver con el equipo.

Tuve la suerte de escribir el himno del Caserío Vigón, germen del actual equipo, hace más de quince años, sus responsables agradecieron y publicaron en los medios de comunicación la letra de inmediato. Tuve la suerte también de volver a rescribirlo para el actual equipo y de presentarlo a su junta directiva hace un par de años. Sin embargo, siento decir que ni el compositor ni yo obtuvimos respuesta alguna. Aburridos de esperar decidimos colgar el himno en la red de Internet en mi propia web, himno que tenemos convenientemente registrado. Mientras tanto, se han presentado al menos hasta cinco himnos para ser los elegidos, himnos variados realizados por distintos músicos y artistas de Ciudad Real, himnos que no siempre se han aceptado ni comentado, sino para dar largas e incluso largos silencios como ha sido nuestro caso. Entre nosotros comentábamos quién sería quién se llevara el gato al agua, finalmente ha sido el grupo de música NHN, siglas de “no hay nombre”, quien ha dado precisamente nombre y melodía al himno del equipo del Balonmano Ciudad Real.

Ya hay nombre del himno ganador en este concurso secreto y no declarado, y todos lo cantaremos con pasión. Mi sincera y leal enhorabuena para estos jóvenes creadores.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris