Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿2.500 Euros por criatura o el Plan Renove...?

Teresa D. Lorenzo
Redacción
viernes, 24 de agosto de 2007, 06:24 h (CET)
¿Quién puede ser tan irresponsable para pensar que tener un hijo/a es como entrar en las subastas de Ebay y esperar a ver qué Comunidad Autónoma nos da más para ir allí a empadronarnos?

¿Hay alguien tan frívolo como para creer que tener un hijo/a es algo asi como “toma el dinero y corre...”?. Tampoco es como cuando nos regalan un perrito por el cumpleaños o por Navidad y al cabo de un tiempo termina entregado a una Sociedad protectora.....

Concebir una criatura debe formar parte de un sólido proyecto de vida en común, de pareja, de hogar, de compromiso de futuro hacia ese nuevo ser; que obviamente no puede tener su causa en 2.500 €.¿O alguien se atreverá a decir a sus descendientes que la causa de su existencia está en “ese puñado de euros?

Para empezar, la decisión de repartir a todo el mundo por igual esa cantidad no es justa porque no es una medida equitativa ni proporcional al no tener en cuenta las rentas de cada familia.

Supone un importante gasto para las arcas del Estado, del que no se puede dar marcha atrás, Se ha dispuesto del dinero del contribuyente como quien saca un conejo de la chistera.
Y se ha hecho , además, saltándose los trámites obligados, es decir, sin pasar previamente por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos al tratarse de partidas que afectan a los Presupuesto Generales del Estado.

Claro que el partido de la oposición todo cuanto se le ocurrió fue apuntarse a la a línea del “quien da más” y decir que ellos ofrecían 3.000 €.

¿Cuándo aprenderán que así no se concilia?

Fomentar la natalidad no puede ser producto de algo coyuntural como el apagón de Nueva York o una oferta estrella delante de los focos y la prensa.
Eso es algo más profundo y complejo; producto de políticas transversales serias, amplias, consensuadas entre los distintos sectores afectados, que permitan una continuidad en el tiempo y ofrezcan soluciones a los problemas estructurales y de base, más allá de los vaivenes e intereses electorales, -(salarios, horarios, transporte, guarderías, servicios públicos)- que, en verdad son los que impiden o condicionan la decisión de tener hijos/as.

Por ejemplo haber destinado esa partida a financiar una red de guarderías públicas que además de crear riqueza y puestos de trabajo permiten establecer unos criterios de prioridad en el acceso en función de las rentas familiares.
O bien entregando ese dinero en forma de cheque sólo para productos y servicios destinados al bebe.

Pero no en la forma que se ha hecho, ¿quién nos asegura que ese dinero será para los/las recién nacidos/as, verdaderos destinatarios del mismo y no se destina, por ejemplo, a pagar las vacaciones o para cambiar los muebles de la cocina como parte del Plan Renove?

____________________

Teresa D. Lorenzo es socia-directora CONCILIA.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris