Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En educación no es cuestión de leyes teóricas

Mª Helena Vales-Villamartin (Almería)
Redacción
viernes, 24 de agosto de 2007, 06:24 h (CET)
Los frutos en la educación llegan después de un buen cuidado, como la labor del campo, desgraciadamente la LOGSE se encargó de minar progresivamente la formación intelectual y cultural de nuestros jóvenes.

Nuestros bachilleres están a la cola de los rankings internacionales en disciplinas tan básicas como las matemáticas o el dominio de la lengua. Su nivel de conocimientos desciende de curso en curso y su madurez intelectual deja mucho que desear. Ahora, con el nuevo bachiller, pretenden bajar más el nivel, pasar curso con casi todo lo esencial suspendido.

El predominio de conocimientos instrumentales y pragmáticos, un horizonte de carácter local y regional unido a la reciente incorporación de la Educación para Ciudadanía confirma esta tendencia en la nueva ley y le confiere un sesgo ideológico sumamente inquietante.

No debemos olvidar que nuestros alumnos se mueven en una sociedad repleta de reclamos hedonistas, donde el esfuerzo es rechazado y donde prima el "principio del placer". Viven sumergidos en el consumismo, en el disfrute inmediato de satisfacciones sensibles, en una cultura del ocio que tiene un carácter disolvente.

Así las cosas, a los docentes se nos pide preparar a jóvenes competitivos para que se abran camino en un mercado cada vez más exigente pero sin "herir su sensibilidad" cuestionando las calificaciones numéricas, se problematizan los exámenes, se culpabiliza a los docentes de los traumas de los alumnos.

Conocemos las cifras del abandono escolar y la solución dada con la LOE es que se pueda pasar curso en el bachillerato con la mitad de las asignaturas pendientes. Si no se potencia el esfuerzo no será posible que el estudiante que sólo ha logrado sacar adelante medio curso consiga el año siguiente el año siguiente superar casi curso y medio.

Sabemos igualmente que existe mobbing y violencia escolar, el permisivismo gana cada día nuevos objetivos y casi nadie se arriesga a denunciarlo porque llamar a las cosas por su nombre, no es políticamente correcto, equivale a perder popularidad.

En la LOE aparecen objetivos teóricos pero sería el "logro del milenio" conseguirlos, como si con teorías simplemente escritas en una ley se consiguiera mejores ciudadanos, mejores resultados, individuos responsables que reconozcan en el esfuerzo el éxito futuro. Una quimera preocupante para los que tenemos por oficio, y por compromiso con la sociedad, preparar a las nuevas generaciones.

____________________

Mª Helena Vales-Villamartin Navarro es orientadora Colegio Altaduna de Almería.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris