Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Fiebre del sábado noche

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 24 de agosto de 2007, 06:24 h (CET)
Estos días los seguidores del deporte del fútbol andan un poco alborotados. Desde que hace una par de meses el Barcelona perdió por meritos propios la liga 2006/2007 los hinchas del deporte del balón están esperando como agua de mayo la llegada de la nueva liga para ver si los equipos de los que son fieles seguidores alcanzan, después de unos meses de sufrimiento, el preciado título de campeón de liga. Han sido dos meses sin partidos de los llamados oficiales, fútbol ha habido pero los aficionados han tenido que conformarse con esos torneos veraniegos que cada vez van teniendo menos mordiente y siendo más numerosos. Hace años el Carranza en Cádiz y el Teresa Herrera en Coruña eran dos grandes trofeos a los que acudían los mejores equipos del fútbol internacional, hoy hasta en el villorrio más olvidado presumen de trofeo de verano y se hace difícil presenciar un partido de calidad durante estos meses estivales.

La última semana de Agosto o la primera de Septiembre han venido dando, de manera habitual, el pistoletazo de salida de la Liga española de fútbol profesional. Con los últimos calores comenzaba la época en la que muchos españolitos volvían a tener tema de conversación para toda una semana. El gol anulado, aquella jugada dudosa, los favores del árbitro de turno al equipo poderoso o el dinero que los directivos habían malgastado en algún jugador que al final resultaba ser un “petardo”. Todo esto, aderezado por los comentarios casi siempre interesados, de la prensa deportiva ayuda a muchos compatriotas a que el trabajo diario en la oficina, en la fábrica o en la obra les sea más leve y llevadero.

Pero esta temporada un pleito entre Audiovisual Sport, controlada por Prisa, y MediaProp, principal accionista de La Sexta, tiene en vilo a todos aquellos que cada sábado al caer la noche se aprovisionan de cerveza y pizza, toman posesión del sofá y no sueltan el mando del televisor hasta que, llegada la medianoche, la pequeña pantalla deja de dar las imágenes de aquellos muchachos que luciendo pierna persiguen un balón intentado meterlo dentro de unas redes circundadas por tres palos. Los titulares de los diversos medios de comunicación producían alarma social entre la peña futbolera, estaba en peligro la retrasmisión del partido de cada sábado sabadete, toda una tradición patria lanzada por la ventana por culpa del dinero y la intransigencia de dos empresas que lo único que quieren es ganar dinero, al fin y al cabo fueron creadas para eso, para hacer más ricos a sus accionistas.

Ambas empresas se acusan mutuamente de deberse dinero y la verdad tan sólo la sabremos cuando los jueces dicten la oportuna sentencia. Hasta entonces podemos seguir tranquilos, son muchos los millones que mueve esta cosa, mal llamada deporte, del fútbol y ni unos ni otros van a dejar que se pierdan. Los lobos no se muerden entre ellos y los capitalistas tampoco. Seguro que éste y todos los restantes sábados tendremos fútbol en abierto y es que los clubes saben que esta es la opción más interesante para ellos ya que si no vendieran sus partidos a empresas como Audiovisual Sport o a los operadores televisivos nunca podrían manejar los cientos de millones que temporada tras temporada emplean en comprar jugadores foráneos en lugar de potenciar la cantera. El fútbol ya no es lo que era y ahora es el presupuesto el que marca las diferencias entre los clubes.

Pero si no hubiera retransmisiones futbolísticas los sábados por la noche tampoco se vendría el mundo abajo. Ver una buena película, escuchar música, leer algún libro o, simplemente, abrazar a la persona amada son otras opciones tan amenas o más que presenciar cómo veintidós muchachos corretean por el verde césped del estadio mientras algunos de ellos, los más privilegiados, piensan más que en meter gol en qué invertirán los millones que ganan cada día con el simple gesto de levantarse de la cama.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris