Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Primer batacazo Real

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
jueves, 23 de agosto de 2007, 07:55 h (CET)
No había hablado de Bernd Schuster y del nuevo Real Madrid hasta fecha. Y sigo pensando, pese a la que está cayendo tras la ‘manita’ del Sevilla en la Supercopa, que el problema del club blanco está más arriba, en el palco y en la dirección deportiva. Ramón Calderón y Pedja Mijatovic siguen ahí porque les ha salvado la que precisamente ha sido su víctima, Fabio Capello, el de las Ligas feas.

La apuesta por Schuster, antes de la pretemporada, me pareció acertada aunque los resultados no estén dando la razón. ¿Errores? Muchos. Al alemán se le fichó tarde y por la puerta trasera, los fichajes son jóvenes e ilusionantes... pero a tres años vista, y no han traído al jugador organizador que aglutine la nueva filosofía de un equipo condenado a manejar el balón, al menos en su casa.

Pero bueno, la pretemporada fue una cosa, y la Supercopa otra. Daba lástima ver cómo Diarra y posteriormente Cannavaro eran los encargados de armar los ataques blancos. Y ahí el Sevilla, con una excelente presión arriba, defendió a placer y atacó a la contra con una contundencia insultante.

Schuster planteó la vuelta como mejor supo, pero se ha dado cuenta que darle los galones del Real Madrid a dos nuevos (Sneijder y Drenthe) en el primer partido oficial tras una pretemporada llena de sombras no parece la mejor solución. Como tampoco lo parece la política de fichajes, con Dudek, Metzelder, Saviola y Soldado que ni siquiera son titulares en este proyecto de equipo. No ha venido el esperado Robben y los jóvenes Gago e Higuaín no cuentan mucho, mientras que Guti parece condenado incomprensiblemente a ser el eterno 12.

En fin, muchas dudas que el propio Schuster debe responder y rápido, porque el sábado llega un Atlético de Madrid dispuesto a incendiar el Bernabéu. Me quedo con las palabras del sabio Saviola: “Tenemos que cambiar la fisolofía y a forma de jugar...” Pues es verdad, un equipo debe saber a qué juega y no traicionar sus principios domingo sí y domingo también.

Pero este Real Madrid tiene aún el beneficio de la duda. No ha empezado la temporada y ya hay quinielas que le sitúan más allá de los cinco primeros de la Liga. Yo no me atrevería a pronosticar nada de un equipo que el año pasado, con parecidos mimbres, fue capaz de encadenar diez victorias que le dieron el título. El Madrid va a pelear por la Liga presumiblemente con Sevilla, Barcelona y Valencia; volverá a caer en octavos en la Copa porque para el club es una competición menor, y tendrá muy difícil superar la primera fase de la Champions.

Hoy por hoy, Milán, Chelsea, Liverpool, Barcelona, Inter, Olympique, Bayern y el propio Sevilla son equipos armados y con plantillas adecuadas en busca de la gran corona europea. El del Madrid 2007-08 es un proyecto por hacer. Y esto es precisamente lo complicado, que cuando los blancos quieran empezar a carburar, pueda ser demasiado tarde para ganar nada.

La cara de Calderón en el palco del Bernabéu el otro día era todo un poema, mientras Del Nido estaba en estado de ‘shock’ festivo y Laporta, a lo lejos, esbozaba una tímida sonrisa. En el Madrid de Santiago Bernabéu habrían respondido con una contra en busca de Alves, Deco y Kaká. Para empezar a hablar. Pero este Madrid de hoy está siendo ninguneado por el mercado y así pasa. Fichajes caros y sin contrastar. Proyectos al dictado de los que mandan hoy en el fútbol actual: Chelsea, Liverpool, Barcelona, Milán e Inter.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris