Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La garrapata

Alberto Basterrechea (Madrid)
Redacción
lunes, 20 de agosto de 2007, 02:30 h (CET)
Una garrapata picó a Bush en la espinilla el pasado agosto. La noticia se ha sabido ahora y, como tiene su qué, ha puesto en marcha la maquinaria de los chistes fáciles. Uno dice que Bush tiene cara de perro y facilita la confusión, y hay otro en versión adivinanza sobre qué garrapata atacó a quién. Yo no estoy de acuerdo y solicito que cesen estas comparaciones vulgares. Igualar a una garrapata con todo un ser humano como el señor Bush me parece de mal gusto, y pienso que se le deberían pedir excusas. A la garrapata, claro.

Dicen los médicos que atienden al capo del mundo que el pequeño ácaro le transmitió la enfermedad de Lyme y que, si no hubiera sido prontamente atajada, le podía haber provocado, leo textual, “meningitis, artritis, pérdida de memoria o la parálisis de los músculos de la cara, además de otros trastornos”. Rediós con el bicho.

O sea. Nosotros nos hemos pasado siete años dale que te pego, con manifas y paren la guerra y la órdiga, yendo a las puertas de la ONU y a las embajadas y a las reuniones del G-8; nosotros hemos apoyado a Kerry y a Chomsky y a Susan Sarandon y a Michael Moore y, ¿saben para qué? Para que Bush esboce una sonrisa y se fume un puro. Confesémoslo: para nada más que para eso.

Y fíjense. Lo que no pudo conseguir la opinión pública mundial estuvo a punto de hacerlo una garrapata. Un animalillo que, pudiendo chupar la sangre de un perro o de un buen ciervo, incurrió en el señor Bush. Fueron muchos los que intentaron hacerle recapacitar, pero ella fue la que estuvo más cerca.

A esa garrapata sí que la hubiera hecho yo senadora, no al caballo de Calígula.

Noticias relacionadas

Bolton versus el Huey Long del Tercer Milenio

Donald Trump se deshizo vía Twitter de un secretario que se pasó la raya y fracasó en el intento de reemplazar manu militari al jefe de estado venezolano Nicolás Maduro

Leticia y su incontinencia verbal. La realeza debe dar ejemplo

“Si estás cabreado cuenta hasta diez antes de hablar. Si estás muy cabreado cuenta hasta cien” Thomas Jefferson

Ismail Ajjawi, el adolescente palestino que venció a la deportación estadounidense

“El ambiente en la secundaria y en el campo de refugiados es muy desafiante"

El Método Sislena

¿Alguno de vosotr@s se ha descargado sus datos de la cuenta de Google?

La historia se repite… como farsa

Valentín Abelenda Carrillo, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris