Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En la Asunción

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
lunes, 20 de agosto de 2007, 02:30 h (CET)
La Asunción de María no pasa desapercibida: innumerables pueblos de España tienen esta advocación mariana como Patrona, y el 15 de agosto celebran sus fiestas patronales. No pocas españolas celebran ese día su onomástica e incontables templos están dedicados a la Asunción de la Virgen.

Llevada por ángeles y como primicia de los creyentes, María subió al Cielo en cuerpo y alma, después de una vida santa dedicada a su divino Hijo y a la Iglesia primitiva, a la que sostuvo con el ejemplo de sus virtudes. Pura, Inmaculada, fue coronada como Reina de Cielos y Tierra, la humilde nazarena que es Mediadora de todas las gracias. No, no podía conocer la corrupción del sepulcro la que fuera Madre de Dios, que es también Madre nuestra. En el Cielo nos espera para el abrazo eterno con su Hijo Jesucristo, pasado el tiempo de la prueba. Ella triunfó del enemigo. Nosotros, puesta la vista en la Triunfadora en mil batallas, debemos pasar también por este mundo sin contagiarnos del mal. Lo que más me maravilla de María es que fue mujer de fe: 'dichosa tú que has creído, porque se cumplirán en ti las cosas que se te han dicho de parte del Señor '- le dijo su parienta Isabel al saludarla-. Su fe atrajo a Jesús a sus entrañas purísimas, su fe y caridad intensa consiguió el primer milagro de su divino Hijo.

Imitándola por esa senda de fe y de caridad, conseguiremos nuestra propia salvación y la de muchos.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris