Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Totalitarios, ricos, corruptos y amigos de ZP

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 19 de agosto de 2007, 06:48 h (CET)
Es evidente que, como ya muchos nos habíamos imaginado, debajo de estos gobiernos populistas que han proliferado en el Cono Sur americano, se está cociendo algo más que una revolución indigenista o una cruzada sandinista o, incluso, un nuevo régimen igualitario que pretenda sacar de la pobreza endémica a paises que, curiosamente, son poseedores de riquezas naturales que les hubieran permitido avanzar, en el progreso y el bienestar de sus ciudadanos, si hubieran gozado de gobiernos que se hubieran preocupado más por el bienestar de sus pueblos, antes que a dedicarse, con extraño afán, a procurarse la riqueza para ellos mismos y los sicarios que los rodeaban.

Pero lo peor que les ha podido ocurrir a estas naciones, de pobreza endémica, es que han sido sus propios pueblos, sus masas más empobrecidas, las que excitadas por los falsos profetas de la demagogia, impulsadas por su propia ignorancia y agobiadas por el hambre y el afán de revancha hayan cedido a la tentación de dejarse embaucar por falsas promesas, ceder a utópicas esperanzas de una vida mejor y caer en la trampa saducea de aquellos que se les han presentado como nuevos Bolívares, que las han enfrentado contra el gran enemigo del norte, los EEUU, como el causante primero de todos sus males.

Un antiguo golpista, Hugo Chavez, convertido en el nuevo tirano de Venezuela, de la que se ha hecho el amo –suprimiendo de raiz cualquier intento de la oposición de establecer un sistema democrático–, no se ha conformado con suprimir la voz de la prensa convirtiéndola en su monopolio exclusivo, sino que sus ansias expansionistas han llega a pretender constituirse en el cacique de sus países vecinos, como pudieran ser Bolivia y Ecuador. Tanto Evo Morales como Rafael Correa han seguido la senda que les marcó Hugo Chavez y están empeñados en la tarea de convertirse en dictadores de sus respectivas repúblicas; eso sí, aherrojados económicamente por Venezuela que, con la fuerza que le da ser una gran productora de petróleo y la aparente generosidad de Chávez, las ha colocado bajo su órbita y dependencia. Pero vean ustedes por donde pronto se les descubre a estos vendedores de ilusiones cuáles son sus verdaderas intenciones y sus raices mafiosas que los vienen a convertir en verdaderos ídolos con pies de barro.

El oscuro evento ocurrido con ocasión de la visita de Hugo Chávez a Argentina para visitar al equívoco presidente Kirchner, un sujeto que navega en el filo de la navaja, pretendiendo obtener beneficios de los gobiernos capitalistas y, al mismo tiempo, coquetea con Evo Morles y Hugo Sánchez de los que intenta sacar condiciones favorables para sus necesidades energéticas. El maletín que ha aparecido en un aeropuerto de Buenos Aires, con un contenido altamente sospechoso, nada menos que 800.000 dólares; le ha sido retenido a un sujeto misterioso que desembarcó de un avión rivado que venía de Caracas. Lo curioso del caso es que, según se publica en un artículo periodístico, alegó ser funcionario del Gobierno de Venezuela cuando fue sorprendido intentando pasar de matute el citado maletín. También afirmó formar parte de la comitiva de Chávez. Se ha sabido que en dicho avión, fletado por Enarsa, empresa pública energética argentina, también viajaban tres directivos de la petrolera estatal venezolana y un alto funcionario del ministerio de planificación argentino, el señor Claudio Uberti. El sujeto detenido se llama Guido Antoni Wilson, que resultó ser un venezolano instalado en Miami vinculado a una empresa petrolera vinculada a la órbita chavista. Todo muy sospechoso, con un fuerte tufillo a corrupción, a pesar de que, tanto el embajador venezolano en Argentina como Chávez han afirmano que ningún funcionario está relacionado con tan turbio affaire.

Ante la imposibilidad de negar lo evidente ahora están tratando de ocultar, con una cortina de humo, los rastros que ha dejado el tema del maletín para lo cual un comentarista televisivo, partidario de Chávez, ha acusado al tal Wilson de ser antichavista. Lo que ocurre es que resulta increible, tal como se las gasta el tirano venezolano, que este sujeto tenga una empresa que tiene tratos directos con la PDVSA (Petroleos de Venezuela Sociedad Anónima).

El cese drástico, ordenado por Kirchner, del señor Uberti por haber permitido viajar en el avión al señor Wilson; suena a apaño improvisado para salvar la cara, aunque ello comporte admitir tácitamente que existe la sospecha de la posible corrupción de tal sujeto. Lo curioso del caso es que, como es evidente que hubiera ocurrido con otro ciudadano cualquiera que hubiera incurrido en semejante comportamiento, la policía argentina no detuvo al portador del maletín, que está en paradero desconocido. Ahora parece que también se sabe que se dedicaba al comercio de armas ¡Un verdadero mafioso! Un escándalo que salpica a las dos naciones al que se le ha añadido, según publica la prensa española, otro a cargo de la ministra de economía , Felisa Miceli, en cuyo baño apareció una bolsa con 45.000 dólares. Lo dicho, la población continúa sumida en la miseria, el país en vías de convertirse en un régimen totalitario al estilo de las antíguas naciones del este europeo y, los responsables de todo, los perpetuadores de la pobreza y, de paso, de su permanencia indefinida en el machito, tipo dictadura de Fidel Castro, cada vez más ricos y más corruptos. Buen ejemplo para su amigo ZP que tanto les ayudó a subir al poder. Tomemos nota de ello.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris