Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ciclismo

Ángel Miguel Alonso (Madrid)
Redacción
sábado, 18 de agosto de 2007, 04:23 h (CET)
“Soy inocente, nunca me he dopado”. Con estas palabras se defendía Alberto Contador, actual ganador del Tour de Francia. La cuestión que me preocupa no es si Contador ha mentido en particular, sino por qué y desde cuándo lleva haciéndolo el ciclismo en general. No me parece legítimo ni moral que la mayoría de los ciclistas se dopen y que del grupo de los que lo hacen gane el mejor.

Nadie habla ya de José María Jiménez ni de Marco Pantani. Dos víctimas del ciclismo. ¿Eran adictos a las drogas cuando debutaron o contrajeron esa lepra durante su carrera profesional? Es duro pensar que “El Chava” se pudre en un cementerio por la única razón de ser ciclista.

Si esto es así, este deporte no merece la pena. No se puede jugar con la admiración de esos niños que se pegaban a la tele para ver ganar a Indurain sus cinco Tours. Y lo que el niño admiraba era precisamente ese esfuerzo excepcional que se hacía en los puertos de alta montaña. O ese morirse en la bicicleta para ganar la crono. Yo fui niño. Devuélvanme la ilusión.

Todos los que se dopan no merecen ser llamados ciclistas. Ni se merecen el respeto de nadie. Todos ellos deberían de perder su licencia para siempre. Quizás al final quedarían cuatro, pero esos cuatro merecerán la pena. Los otros no. Y los directores y médicos que se apliquen el cuento. Si no se puede ganar con esfuerzo se pierde con honor.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris