Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una fábula (navarra)

Alberto Basterrechea (Madrid)
Redacción
sábado, 18 de agosto de 2007, 04:23 h (CET)
Los principios fueron duros. Yo llevaba desde 1991 aspirando a un ascenso en el trabajo; tú habías suspendido las oposiciones de 1996 y las de 2000. Aunque parezca mentira, nunca estuvimos más unidos. Nos apoyábamos mutuamente, y ninguno se inmiscuía en el terreno del otro.

Recuerdo aún la alegría que sentí cuando aprobaste por sorpresa en la convocatoria de 2004. Nadie se lo esperaba. Tú misma me reconociste que no habías estudiado mucho y que, a falta de tres días, dabas las pruebas por perdidas. Cómo nos reímos entonces de los envidiosos que, por no saber aceptar la derrota, extendieron el bulo de que habías robado previamente los exámenes.

Ahí cambió todo. Una vez funcionaria, comenzaste a mirarme por encima, a reprocharme el mal aliento y la fea caída de mis chaquetas. Te dio por decir que mis amigos eran de poco fuste. Aprovechabas cualquier nadería para echarme en cara que te desprestigiaba ante los demás. Hasta llegaste a llamarme provinciano. De la burla fuiste pasando poco a poco al desprecio, y del desprecio a la soberbia.

Con todo, nunca creí que te atrevieras a hacer lo de la semana pasada. Que a punto de alcanzar un acuerdo con mis amigos para fundar una sociedad, tú aparecieras y, dando un puñetazo en la mesa, me obligaras a no firmar, eso no te lo voy a perdonar nunca.

¿Quién te has creído que eres? ¿No ves que mis amigos me desprecian por tu culpa? ¿No te das cuenta de que me has convertido en el hazmerreír de todo el pueblo? Ya no puedo ni pasear por las calles de Pamplona, pues siempre hay quien le susurra a otro: “Mira, por ahí va el calzonazos del PSN. Sí, el que se deja manejar por la sargento de su Ejecutiva Federal.”

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris