Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El colesterol y la religión

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 16 de agosto de 2007, 06:00 h (CET)
Leo una información que trata sobre un tesis doctoral elaborada por la Universidad Católica de Murcia (UCAM) propiedad del obispado murciano, que trata sobre la relación entre religión, conflictividad en la pareja y riesgo de sufrir un infarto, entre cuyas conclusiones aparece que las mujeres que trabajan fuera de casa incrementan el riesgo de infarto de sus maridos y que la religiosidad combate la ansiedad y los riesgos cardiovasculares. Señala que “los hombres casados con las esposas que no trabajan fuera de casa tiene menos riesgo de sufrir un infarto” y que “lo que más protege al hombre de riesgos cardiovasculares es estar casado con una mujer que tenga dinero y cierto nivel de estudios”. Tienen razón los que han conformado esta tesis. Lo de que las mujeres trabajen fuera de casa y por tanto no tengan que depender económicamente del marido, supone un serio riesgo de infarto para ellos ya que solamente con pensar que si la mujer les deja y tienen ellos que lavarse sus “gallumbos” y plancharse sus camisas, el “telele” que les entra puede ser mortal de necesidad.

Dicen también que “el sentimiento religioso protege del riesgo cardiovascular, en el sentido de que la familia nuclear mediterránea es más cercana, se toca, eso genera una serie de endorfinas (¿) y neurotransmisores (¿) que combaten la ansiedad y reducen el riesgo de infarto”. Por tanto pienso yo que lo mejor para el marido es pasarse todo el día rezando. De ahí que sea muy importante casarse con una mujer que tenga dinero. También se indica en la tesis que “la fe y la paz ayudan a solventar problemas, mientras que el estrés genera situaciones que pueden aumentar el riesgo cardiovascular”, por eso es importante, pienso yo, que la mujer solo trabaje en casa para evitar que el marido se estrese y que el máximo esfuerzo que haga sea el de levantarse del sofá para irse a la mesa, puesta por la mujer, eso es indispensable, a comer y luego vuelta al sofá. Por eso, recuerdo, la importancia de la que la mujer tenga dinero y trabaje solo en casa.

La conclusión a la que yo he llegado después de leer esta noticia, es la de que ya no hace falta tomar todos los días las dichosas pastillitas para el colesterol, los triglicéridos, la hipertensión y la diabetes. Con solo rezarte todos los días tres “padrenuestros” y tres “avemarías” como tratamiento para mitigar esas dolencias, basta. Una cosa si es segura: si no baja el riesgo de infarto seguro que baja el gasto de farmacia con lo cual los consejeros de Sanidad y de Hacienda de las comunidades autónomas se alegrarán y mucho. Y sobre todo te ahorras el dejar de fumar y combatir el “mono” que ello trae consigo y además te ahorras también esas caminatas diarias para rebajar el colesterol.

Con estas tesis ya me explico mucho mejor el porqué de la crisis, de la falta de vocaciones y de la captación de fieles en la Iglesia Católica.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris