Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El paciente alemán

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
jueves, 16 de agosto de 2007, 06:04 h (CET)
El sábado empezó la competición oficial de la misma forma que terminó la temporada pasada: con el Sevilla haciendo el mejor fútbol y el Real Madrid sembrando dudas (desde hace cuatro años tiene un jardín entero de ellas). Capello entró en el libro Guiness de los Records: “al entrenador blanco que más ha criticado la prensa”. Pero el italiano sabía a lo que jugaba. A nadie le gustaba, pero sabía a lo que jugaba: a defender. Ah! Y de paso ganó la Liga, que casi se me olvida.

Schuster ya lleva siete partidos en el banquillo del Real Madrid y sigue sin averiguar a qué juega. Cuatro derrotas y tres victorias. Ni siquiera sabe la plantilla con la que va a empezar la Liga. ¿Qué va a hacer con todos los canteranos? ¿Faltan fichajes? ¿Sobran descartes? En 12 días todos estos interrogantes deben estar resueltos, porque enfrente estará el Atleti, que por primera vez en cinco años, parece que sabe a lo que juega. O al menos esa es la impresión que deja de cara al exterior.

Volvamos a Schuster. El alemán dijo en su presentación que el Real Madrid haría un juego de toque, donde la movilidad de balón sería la gasolina que hiciera rodar al equipo. Vamos, que en resumen, su Real Madrid “iba a jugar bonito”, como lo decimos los aficionados en los bares. En el primer partido serio del año, primer batacazo. Ni juego bonito, ni goles, ni nada. Derrota. Con polémica, pero derrota al fin y al cabo.

Desde que Schuster está en el banquillo blanco, pocos jugadores saben cuál es su posición, o mejor dicho, en qué posición van a jugar. Raúl el sábado fue delantero, pero cuando esté Van Nistelrooy, ¿dónde jugará el capitán? ¿Robinho jugará en la banda izquierda, en la derecha o de enganche? ¿Y Guti? De momento, lo único seguro que tiene Schuster es que Casillas seguirá de portero. Ahí no se ha complicado la vida como le pasó a Capello, que por unos días nos hizo creer que Diego López podría ser el titular.

El alemán es un técnico que cae bien a la prensa, llega de un equipo humilde y fue jugador de elite en nuestro país. Ha sido uno de los pocos que puede presumir de haber jugado en los tres grandes: Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Pero no por eso hay que criticarle menos que a los demás. La figura de entrenador del Real Madrid es para la prensa deportiva lo que el centro de la diana es para Robin Hood: el “blanco” perfecto…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris