Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

TeleZP, el solitario y el socialista

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 14 de agosto de 2007, 02:49 h (CET)
Por fin hemos conocido gracias al “mandato-marco” propuesto que avanzaba, cómo no, el diario “El País” en pleno mes de agosto, qué función, según los de ZP, deben cumplir las televisiones públicas: moldear la realidad y rendir pleitesía a la oligarquía política reinante. Dejando aparte el derroche que supone el mero hecho de tener que sufragar con dinero expoliado a los contribuyentes una televisión y dejando a un lado el que TVE desde hace ya más de una década se dedique a competir de forma desleal, al menos éticamente, con las escasas cadenas privadas existentes en España, ahora sabemos que, según los “pesoes”, TVE está para moldear la realidad a gusto del tirano. Las televisiones y radios públicas, según se establece en la propuesta de mandato-marco, deberán participar en la “construcción de la identidad y de la vertebración de España”. ¿Se imaginan quién decidirá qué es la “identidad de España” y qué noticias ayudan a “hacer patria”? Por otro lado, totalitario apagón informativo, tan practicado bajo la dictadura nacional-socialista que gobierna Cataluña, cuyos medios, al mismo tiempo que se hunde un barrio entero en Barcelona abren en portada con el incendio del "Windsor" en Madrid, será oficializado bajo la excusa de que TVE podrá ocultar a sus espectadores cuantas noticias estimen pertinentes, amparándose en que dichas noticias “perturban o rompen el clima de convivencia” (sic). La censura franquista regresa, cual Ministerio de la Vivienda, de la mano de ZP.

Ya lo estoy viendo: cualquier víctima de ETA, como si estuviéramos de nuevo en los felipistas años 80, será silenciada por los medios públicos. Perturban a De Juana. Si el que habla es José Francisco Alcaraz, presidente de la asociación que engloba a más del 90% de las víctimas del terrorismo nacionalista vasco, más aún. Perturba a toda la izquierda empeñada en irse de “txikitos” con Txapote. Recordar la naturaleza totalitaria de ETA no ayuda a construir nada. Denunciar los enjuagues de los de ZP con los asesinos tampoco. Que para eso los alcaldes socialista se dedican a contratar con dinero público a elementos cuyo perturbador, ahora sí, sonido, se mezcla con loas al terrorismo.

TVE estará, por otra parte, obligada a dar especial cobertura a las apariciones públicas del Jefe del Estado, su hijo y su nuera (o sea de los Reyes y de los Príncipes de Asturias), así como al Presidente del Gobierno y sus ministros. Y yo que no puedo evitar, llegados a este punto, acordarme del “no-do” y de Hugo Chávez, el gorila rojo, en su reciente alocución de más de siete horas…. Aló ZP.

De llevarse adelante esta antidemocrática propuesta nos hubiéramos perdido la semana pasada el espectáculo ofrecido -y gratis- por Rodríguez Ibarra, cuyas vacaciones se han visto claramente perturbadas y alteradas, casi diría que hasta rotas, pidiendo el cese del Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, acerca del cual el extremeño ha declarado que aplica la ley cuando le viene en gana y de Luis Fernández, director general nombrado con la estúpida connivencia de un PP empeñado en seguir dentro del "Estado de [los] Partidos" (ese Estado de Partidos, que no de Derecho, antidemocrático cuyo máximo exponente es el tan traído y llevado “consenso”, sólo respetado “en lo bueno y en lo malo” por la inocentona y tonta derecha y pisoteado y ninguneado por el ofendido socialismo cuando ve que ella, la derecha, puede ganar por mayoría absoluta elecciones generales, dejándolo a él, con su plus de legitimidad porque yo lo valgo, condenado a la oposición durante lustros) por haber dado amplia cobertura a las acusaciones vertidas por el iluminado y presunto delincuente conocido como “El Solitario” y su abogado, a la sazón también abogado de Rodríguez Menéndez, contra Galindo y Rodríguez Ibarra, a los que acusa, nada menos, que de haber ocultado el asesinato de un pastor a manos de la Guardia Civil. Una lástima.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris