Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

El Príncipe y la nevera

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 12 de agosto de 2007, 22:26 h (CET)
La semana comenzó movidita para los veraneantes reales en Palma de Mallorca. Mi compañera Carmen Rigalt desde El Mundo se preguntaba por qué no se hablaban el Rey y Letizia y claro la Casa Real montó la respuesta en un periquete organizando el posado de todos los años donde cada vez la foto se hace más y más panorámica debido a la ampliación del número de Borbones y allegados. Durante el posado Don Juan Carlos dirigía la vista hacia su nieta más reciente que reposaba en brazos de su madre con lo cual los periodistas más cortesanos encontraron respuesta concluyente a la pregunta de nuestra colega la cual siempre ha demostrado estar muy bien informada. Pero el terremoto continuó en días sucesivos, durante el posado las relaciones entre los Reyes y la prensa no fueron tan cordiales como en años anteriores y es que la Casa Real ya sabía la que se le avecinaba con la aparición de una fotos de la esposa del Príncipe tapando sus carnes con la escueta tela de un biquini, del mismo modelo que los que exhiben en la exquisita y elitista La Perla conocida marca italiana de ropa interior y de baño.

El miércoles media España estaba de veraneo, como la Familia Real aunque sin escoltas, y la otra media esperaba ansiosa la aparición de la “biblia” de las mal llamadas revistas del corazón, ya saben el “!Hola¡” de toda la vida. Y todos quedamos decepcionados al ver que las tan traídas y llevadas fotos de Letizia en biquini no merecían tan siquiera el honor de un pequeño recuadro en una portada que le fue arrebatada por la hija de otra princesa. Dentro, sólo seis páginas nos mostraban unas fotos tomadas desde muy lejos en las que aparece Doña Sofía, luciendo un bañador rojo, conversando con su nuera. Todo de lo más normal, una conversación entre una suegra amable con la mujer de su hijo, aunque lo más fácil es que fuera una charla didáctica entre una gran profesional de la realeza como es Doña Sofía y una aspirante al trono de España que tendrá mucho que aprender de quién lleva tantos años ejerciendo de Reina y esposa de Don Juan Carlos.

La Casa Real siempre se ha mostrado muy diplomática en su trato con los medios de comunicación y por tanto no podía dejar sin información principesca a algunas de las otras revistas con más nombre y años en este tipo de informaciones. Nada mejor que montar un pic-nic para el heredero y su familia. Nunca habíamos visto un Borbón con nevera portátil pero claro Don Felipe, como cualquier otro españolito con niños pequeños, cargó, no sabemos si sólo para el posado fotográfico, con la nevera en la que, seguramente, irían los biberones de Sofía y las papillas de Leonor. Así que hagan el favor de no quejarse porque el servicio está mal, ya lo ven hasta el Príncipe heredero tiene que cargar con la nevera en su excursión playera, inmortalizada por las revistas que se quedaron sin la foto del biquini. Así esta semana todos han tenido su ración de realeza para ofrecer a sus lectores. Tal vez los que lo tengan mal y más de uno no vuelva a Mallorca sean los escoltas de la Familia Real.

De unos príncipes con raigambre a uno que le gustaría serlo. El político de la desaparecida URSS Gorbatxov, “Gorby” para sus amigos ha pasado de ser uno de los artífices de la desaparición del Muro de Berlín a convertirse en modelo publicitario para la conocida y cara casa de complementos viajeros Louis Vuitton. Quién sirvió para deshacer el viejo y caduco sistema socialista de la vieja Rusia ha sido fichado por una multinacional de lujo para que su imagen sea el icono que les sirva para vender sus productos más allá del antaño “telón de acero”. El que no corre vuela y la firma Vuitton sabe que en los territorios rusos existe un capitalismo emergente con ganas de gastar y qué mejor que su figura representativa sea quién, con su política aperturista, dio paso al consumismo occidental.

Woody se trajo de Asturias hasta Barcelona el tiempo lluvioso y gris del Principado. Después de unos días de rodaje por la verde Asturias el cineasta de New York ha regresado a esta Barcelona que en los últimos tiempos más que “la ciudad de los prodigios” de Eduardo Mendoza parece “la ciudad de los desastres y el caos” pero claro al señor Allen no le deben afectar ni los problemas de transporte ni los cortes de luz, al fin y al cabo el vuela en un jet privado y no utiliza los servicios de esta RENFE que tanto nos hace padecer a muchos ciudadanos. Son las ventajas de ser una “celebrity”, es una manera como otra de que en el Prat no te pierdan las maletas y tú tengas que viajar hacia Eivissa mientras tu cepillo de dientes aparece en Katmandú. Esto suele pasar más de lo que seria de desear. Y les puede pasar también a algunos y algunas de los que se tienen o son tenidos por “celebritys”, al fin y al cabo el resto del elenco- Scarlett, Pe, y Javier- se juegan a la ruleta la suerte de su maleta en vuelos regulares. Esta vez el rodaje tenía lugar en la Sagrada Familia, la obra inacabada de Gaudí no podía faltar en esta postal de Barcelona, y ese día los turistas admiraron más la gorra verde de Allen que las viejas piedras del arquitecto del modernismo. Todos sabemos que Woody Allen es un director aparentemente sin guión y que rueda donde menos se espera, esta vez le tocó el turno al hotel Casa Fuster, maravilla del modernismo de Doménech y Muntaner en cuyo salón del Café Vienés ha tocado el clarinete alguna que otra vez. Estaba todo el equipo rodando por el Paseo de Gracia y de repente se le ocurrió filmar una escena en la que Rebecca Hall entraba al hotel y se dirigía al Café Vienés, lo que se filmó allí no lo podremos saber hasta la noche del estreno. Una incógnita.

Y entre rodaje y rodaje Scarlett Johansson, la rubia musa del neoyorkino ha tenido tiempo para grabar un CD con canciones de Tom Waits. Dicen que la actriz tiene una voz aterciopelada, todo lo contrario de Waits, y que recuerda en sus susurros a Marilyn Monroe de quién por estos días se recuerda su triste fallecimiento. Esperamos con ansia la aparición de esta grabación ya que de Scarlett sólo conocemos, hasta ahora, el tema Summertime de Gershwin que cantó en un CD conjuntamente con otros astros de Hollywood. Y mientras la Johansson no paraba de actuar y cantar Soon Yi, actual pareja de Woody, aprovechaba su estancia en Barcelona para dedicarse al turismo cultural visitando el Museo Dalí de Figueras junto con sus hijas y con su cuñada que abandonó por unas horas su trabajo de productora.

Liza Minnelli ya lleva treinta y cinco años cantando “Cabaret” por los escenarios de medio mundo. Esta vez le tocó hacerlo en Cap Roig ante dos mil personas, la cantante y actriz llegó, no podía ser de otra manera, en helicóptero al lugar de la cita. Vino, cantó, encandiló al público, cobró y se marchó camino de Santander y Madrid después de haber pasado también por Marbella. Entre el distinguido público de Cap Roig pude ver a mi amiga Doña Soledad León de Salazar, habitual de los platós televisivos, que para la ocasión había elegido una vestimenta no habitual en ella por lo que pasó desapercibida entre los asistentes que si la hubieran reconocido hubieran tenido dudas entre aplaudirla a ella o a Liza cuando finalizó el recital con el conocido “New York, New York” que mi amiga y sus acompañantes danzaban con su saber estar habitual.

A mitad de semana acudimos a la Casa Milá, más conocida como La Pedrera, donde durante todo el mes de agosto cada día se celebran unos mini conciertos de música clásica de media hora de duración, este jueves y bajo el título “Catalunya des del Japó”, la pianista japonesa, pero afincada largos años en Barcelona, Yoko Suzuki ofreció al público piezas de Albeniz, Mompou, Montsalvatge y Falla, tocando en un bis una pieza de su lejano país. El público que llenaba la sala aplaudió con fervor todas las interpretaciones de la artista y salimos con sabor a poco y más ganas de seguir viendo este tipo de recitales que pueden servir para hacer escuela entre los más jóvenes. Después nos esperaba en el mítico “Jamboree” el jazz. El BBB Trío formado por Jordi Bonell a la guitarra, Carles Benavent al bajo y Roger Blavía a la batería tocó una mezcla de flamenco, música brasileña y canción de autor demostrando que a pesar de los años todavía estos músicos siguen teniendo mucho qué decir. Al salir nos esperaba una estupenda fritura de pescado de playa y un magnífico chuletón de Girona en Can LLuis que ya es como nuestra segunda casa y donde siempre tropezamos con gente del mundillo de la farándula, en esta ocasión andaban por allí cenando las actrices Carme Fortuny y Silvia Sabaté de la larga serie “El cor de la ciutat” que con éxito de share está pasando TV3.

Ha sido una real semana larga y principesca, a estas horas ya deben ser muchas las treintaañeras españolas que andarán desesperadas buscando por boutiques y grandes almacenes un biquini blanco aunque no tengan un yate para lucirlo en su cubierta mientras ellos irán a la caza y captura de una mini nevera portátil para al menos en eso llevar la misma vida que la realeza aunque el lunes tenga que volver con pena al curro de cada día que debe ser más pesado y peor pagado que hacer de príncipe.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris