Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Leyes cremallera

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 11 de agosto de 2007, 05:26 h (CET)
En uno de mis anteriores comentarios titulado “El pillo de Rajoy”, recordaba yo un viejo refrán que rezaba así: “Cuando gano vengan bollos y si pierdo que me roban”. Yo creo que este dicho tan conocido podría muy bien figurar como leyenda en el logotipo del Partido Popular dado que son muchas las ocasiones en que con su actitud y forma de ver las cosas los jerifaltes del PP hacen que todos lo recordemos.

Cuando en la noche del 27 de mayo Mariano Rajoy, vio los resultados electorales se apresuró a decir que debería respetarse el que debía gobernar la lista que hubiese resultado más votada. A clavo pasado, claro.

Posteriormente Rajoy, declaró que él reformara la Ley Electoral por “caduca” si llega a La Moncloa. Yo creo que si esto llega a producirse, lo de que Rajoy llegue a La Moncloa, aunque Rajoy solo llegará al palacete presidencial como visitante, de esto estoy seguro, pero si por arte de birlibirloque lo consigue, lo que debe hacer es promulgar una nueva Ley Electoral que sea una especie de “ley cremallera” es decir que se pueda abrir y cerrar hasta el punto que convenga a las necesidades del Gobierno, que en este caso sería el del PP. Esto aparte de ser toda una innovación que sin duda alguna supondría un “ejemplo” para el mundo, solo puede hacerlo la derecha que sufrimos los españoles, por que en leyes sociales puede que no, pero en leyes electorales la derecha puede dar sopas con honda al más pintado. Sirva como ejemplo lo ocurrido en Canarias y en Navarra. En Canarias el partido más votado fue el PSOE, pero el PP se alió con los nacionalistas de Coalición Canaria y consiguió el gobierno del archipiélago canario. En Navarra donde los votos de la izquierda superaban a los de UPN-PP, la derecha dijo que había que respetar al partido más votado que fue UPN y que aliarse con partidos nacionalistas como Na-Bai era ir contra la Constitución. Ve usted por que digo yo lo de las “leyes cremallera”.

En líder de UPN-PP, Miguel Sanz, ha comenzado a ponerse parches donde aún no le duele y ha dicho que la moción de censura, que la puede usar la izquierda en Navarra, sólo se debería aplicar en casos “excepcionales” y que una moción de censura sería mortal para Navarra. Recordando mociones de censura del PP se podría llegar a llenar centenares de folios, pero basta recordar la más “excepcional” de todas: la que llevó a Eduardo Zaplana a la alcaldía de Benidorm con el apoyo de la tránsfuga del PSOE, Maruja Sánchez, que por cierto y dicho sea de paso, ella y su familia llevan desde entonces, dieciséis años han pasado ya, viviendo a costa del erario público. Enchufados al erario público sería lo más descriptivo.

Noticias relacionadas

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris