Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El ateneo deportivo   -   Sección:  

¿Y si fuera él?

Enrique Salvatierra
Enrique Salvatierra
sábado, 11 de agosto de 2007, 05:27 h (CET)
Comienzo el artículo con indignación, después del desbarajuste organizativo que ha habido entre la organización del Teresa Herrera y Televisión Española, por lo que los espectadores tenemos que ver el partido del Real Madrid con una hora de retraso. Y pidiendo disculpas por no analizar la surrealista situación que está viviendo Fernando Alonso en Mc Laren, donde la imparcialidad hacia Hamilton se ha convertido en un auténtico chiste, les voy a hablar de un jugador que está generando mucha expectación durante la pretemporada blanca.

Estoy siguiendo toda la pretemporada madridista muy de cerca, y mientras muchos medios hablen de Kaká, Robben, la incomprensible necesidad de Ballack, Guti está deslumbrando a todos con sus actuaciones. El 14 blanco ha cogido la batuta del equipo y lo maneja a su gusto, al de Schuster y al de la afición, es decir, el fútbol de toque y de creación, porque todo lo que pasa por sus pies, cobra forma y sentido. Me atrevería a decir que en la actualidad es el jugador con mejor visión de juego que hay en el mundo. La magia de su zurda, y las genialidades que salen de ella son comparables a cualquiera de las megaestrellas que busca el Madrid, por las que pagaría hasta 90 millones de euros (última oferta por Kaká).

Los dirigentes blancos y el cuerpo técnico están empeñados en la llegada de refuerzos. Y es verdad que el Real Madrid está necesitado de zurdos, y un extremo, véase Drenthe o Robben, vendría de perlas a este nuevo proyecto, pero antes de desembolsar esas grandes cantidades, los blancos deberían fijarse en lo que tienen en casa, y darle la confianza a un Guti que cada año crece más, y este parece el de su consagración.

Desde la marcha del Redondo y la retirada de Zidane el Real Madrid no ha tenido un jugador de estas cualidades. Lleva años en busca de un creador, y Gago aún está verde para cargar sobre sus espaldas el peso del mediocentro blanco. Pero Guti siempre ha estado ahí, intermitente en sus actuaciones, pero magistral cuando completaba un gran partido. El madrileño necesita continuidad, y en mi opinión ha llegado el momento de dársela. Está en su máxima madurez deportiva, y si consigue superar sus arrebatos, puede y debe convertirse en el engranaje de esta nueva máquina que Schuster está poniendo en marcha. Démosle un margen de confianza, porque... ¿y si fuera él lo que el Madrid está buscando? El tiempo lo dirá.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris