Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

‘El tiempo escondido’ de Joaquín M. Barrero, un maridaje de géneros

Herme Cerezo
Herme Cerezo
jueves, 1 de noviembre de 2007, 07:50 h (CET)
Qué suerte tienen los novelistas con el invento del narrador omnisciente, auténtica voz oculta entre las palabras escritas, que permite al autor conocerlo todo y disponer las cosas a su gusto, ser dios de su creación. Y lo que todavía es más importante: controlar pasado y presente (también el futuro, si ha menester), simultanear dos, tres o más épocas, y derribar las barreras del tiempo para que al final, si la estructura fue bien tramada, todo encaje, se ordene por sí mismo y cobre el sentido para el que fue concebido.

A Joaquín M. Barrero, en ‘El tiempo escondido’, su primera novela, este recurso le ha permitido jugar con la Guerra de África y la Dictadura de Primo de Rivera, con anarquistas y socialistas, con fascistas y comunistas, con la Guerra Civil y la Posguerra, con la Democracia y con los últimos arañazos del siglo XX. Y no contento con ello, ha conjugado la narración omnisciente con otra en primera persona, dos voces para un mismo ámbito, consiguiendo con ello que el lector viva el pasado, representado por la historia de Rosa, de Manín, de Pedrín, de César, de José Vega y de muchos otros, con el presente, relatado por el protagonista, Corazón Rodríguez. Es con esta mezcla, como ‘El tiempo escondido’, su ópera prima cobra sentido y pleno dinamismo, a pesar de que en algún momento, el protagonista maneje datos que, de acuerdo con el devenir de la acción, no debería conocer ya que fueron patrimonio de la voz omnisciente unos capítulos antes.

Pero aún hay más cosas interesantes en la novela. Barrero, escritor madrileño con raigambre astur, viste ‘El tiempo escondido’ con lentejuelas de ‘thriller’ y encajes históricos. Y produce un híbrido, un maridaje de géneros: por un lado, novela policial y por otro, novela histórica, sazonada y matizada con el quehacer de los personajes en el contexto que habitan. Y la conclusión que obtenemos de ello, es que estamos ante un producto ubicado a caballo entre los dos géneros aludidos, sin definir del todo a cuál de los dos se adscribe, aunque parece ser más policial que histórico. Y, aunque la mezcla incremente el volumen del libro, elevándolo al denostado término de ‘bestseller’, resulta interesante el intento, aunque con ello se pierda la "ligereza y agilidad" típicas del género negro. Pero ya digo que ‘El tiempo escondido’ no es una novela negra exactamente. Es un poco más y un poco menos. Ambas cosas a la vez.

Barrero ha mimado su escritura seleccionando las palabras con lupa. Ha cuidado su redacción con esmero, sin florituras, pero con credibilidad y pulcritud. Cada personaje tiene su propio acento, su propio acervo, lo que se observa no sólo en el empleo de localismos, sino también en el intercalado de ciertas palabras huidas del asturiano (bable, en mi época), del lunfardo, del argentino o en la construcción de determinados tiempos verbales que, para el resto de la península, sonarían distinto a como aquí aparecen. Sin embargo, tanto mimo y exactitud han llevado al escritor madrileño a que, en determinados pasajes, algunos protagonistas, al referirse a hechos de la Guerra Civil o la Posguerra, hablen con un academicismo demasiado evidente. Sus argumentaciones saben a manual de Historia de España o a explicaciones de profesor universitario.

‘El tiempo escondido’ merecería el óscar por su excelente ambientación, especialmente de los ámbitos rurales y del Madrid de los años veinte, esa España que mandó a sus jóvenes inexpertos al frente de Marruecos para luchar contra Abd el Crim. Y para muestra un botón: "La destartalada tropa uniformada de boinas no llamaba la atención por su bizarría. Los muchachos estaban en el nivel agónico del imperio que los militaristas querían recrear. Derrengados muchos, atemorizados los más, desmotivados todos. Con ropas descalificadas y gestos de perdedores. Así los veían los transeúntes, quienes, sin embargo, los aplaudían porque, siendo una juventud necesaria para sacar al país adelante, se les enviaba al matadero a cambio de nada". La escena cinematográfica está servida. Sólo faltan focos, cámaras y acción.

‘El tiempo escondido’ atrapa, interesa, entretiene, forma y cuenta una historia más que interesante y atractiva, bien fraguada y rematada. Joaquín M. Barrero, en su primer intento literario, se maneja bien con los entresijos del arte narrativo y observo que con este libro acaba de dar a luz, tras un embarazo de casi cinco años según he leído por ahí, a un nuevo detective: el citado Corazón Rodríguez, tipo duro, separado con hijo, especializado en casos enrevesados que brotan de las brumas del pasado con paso firme y urgente. Y digo esto, porque su segunda novela, ‘La niebla herida’, según explican en la contraportada, también tiene como protagonista a este Corazón solitario, paciente y corajudo.

‘El tiempo escondido’ fue publicado en 2005, pero ahora, con muy buen criterio, la colección Bolsillo ZETA de Ediciones B, ha sacado a la venta una edición especial verano, con tapa dura y una evocadora portada, en la que sobresalen el bello rostro de una joven y la partida de un tren desde un andén cualquiera, envuelto en los vapores de la locomotora, al increíble precio que verán ustedes más abajo. Con estas premisas, el que no lee es porque no quiere. Sí, de verdad, porque no quiere.

____________________

EL TIEMPO ESCONDIDO, de Joaquín M. Barrero. Edición especial 2007, 5’95 euros. Bolsillo ZETA. Ediciones B, S.A.

Noticias relacionadas

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández

Cómo combatir y prevenir el acoso infantil

Una obra fundamental para aprender a detectar el bullying y empezar a combatirlo

"Este libro es mi aporte fruto de mi compromiso con los venezolanos"

Entrevista a ​Álvaro de Lamadrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris