Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Crónica veraniega

Raúl Tristán

martes, 7 de agosto de 2007, 23:20 h (CET)
Un paraíso fiscal que no lo es tanto cuando de pillar negocio se trata: Panamá. Nuestro Gobierno (o mejor dicho, los amos del ladrillo de nuestro país) quiere meter cabeza en la ampliación del Canal, pero antes hay que cumplir cierto trámite: eliminar a Panamá de la lista negra de paraísos fiscales ¿verdad? La manga ancha, la política exterior flexible, ¡cuánto manda el dinero! (por cierto, los "reyes de la especulación" piden ayuda al Gobierno porque ahora los negocios ya no les permiten multiplicar sus millones como quisieran... ¡póbrecitos ellos! Aunque lo que dicen es que quieren limpiar su imagen... Lo tienen crudo, muy crudo)

Y polémica en la Comunidad de Madrid porque Esperanza quiere limitar la altura de las nuevas construcciones a 4 plantas. Se le echan encima verdes y rojos... Algún día me explayaré disertando sobre el insostenible modelo de ciudad de rascacielos, y a favor del modelo "a ras de suelo", que tanta oposición suscita entre medios ecologistas. El modelo de ciudad sostenible se encuentra más cerca de aquel que limita alturas y tiende a la vivienda unifamiliar que de aquel que levanta moles de hormigón por doquier. Pero en este asunto, como en muchos otros, la manipulación de la información ha ganado la batalla. Algún día, como digo, escribiré un monográfico sobre este tema.

Y serpiente de verano con el Pazo de Meirás y los derechos del pueblo y de sus propietarios. Los Franco se oponen a su declaración como BIC. ¿A alguien le extraña? A mi, de todo esto, lo que me resulta vergonzante es que a esa familia se le haya consentido mantener sus prebendas y privilegios, sus negocios, economías y posesiones, arrancadas a los españoles, que dieron su sangre a la tierra por culpa de un golpista y dictador energúmeno cuya estirpe debería haber devuelto al país todo aquello de lo que el canijo uniformado se apropió, y haberse exiliado en tierras de cazadores de cabezas y tribus mondongueras varias. ¿Para cuándo una Ley que revise estas injustas fortunas que pasean sus reales con prepotencia e insolencia inadmisibles? La Transición no debería haber consentido que, vástagos y chupópteros crecidos a la sombra del bastardo Régimen usurpador, conservaran su sangrante nivel de vida. Ricos del Franquismo: reversión de bienes, expropiación y a otra parte con vuestra maldita especie.

Y murió Gabriel Cisneros. ¡Cuán difícil debe resultarle a un político morir siendo por todos admirado! Él lo consiguió. Habemus milagro.

En este país, al Señor Presidente del Gobierno los ciudadanos le pagamos las vacaciones. ¿Por qué? ¿Nos creemos los más ricos de Europa, o es que somos los más tontos, los españoles, y nuestros regidores los más jetas? A ambas preguntas contesto afirmativamente.

En Vigo no se recogen las basuras, en una muestra repugnante de que el Derecho a la Huelga en este nuestro terruño no se contempla legalmente como debiera. Esa situación no debería haberse permitido porque atenta contra el resto de ciudadanos de forma clamorosa. Si ellos no quieren recogerla, y lo que es peor, la esparcen comno si de adolescentes macarras de tratara, se les obliga a hacerlo, o se paga a otros para que lo hagan y, a posteriori, se les cargan los gastos a los responsables. Una cosa es tener derecho a exigir determinadas condiciones en el ámbito laboral y otra muy distinta comportarse como un cerdo incívico.

Y en BCN se quedan sin luz días y noches enteras. Y estamos en el Siglo XXI. ¿Y la culpa de quién es? ¿La culpa es de los políticos catalanes, imprevisores, preocupados tan sólo de su Estatut y de acaparar más parcelas de poder, y por ende hacerse con más eurillos para su particular talega? ¿O es de las eléctricas, que no invierten en infraestructuras los dineros extras que les pagamos para ello? ¿O lo es del centralismo madrileño? De todos ellos, de todos.

Y por favor, que alguien saque a Zapatero de escena cuando vienen a España personalidades de otras naciones, o cuando se trata de representar a nuestro país en el extranjero. No hay mayor ridículo que el de ver a Zapatero cuando habla, cuando lanza esos discursos suyos con cara de risa (de hecho parece que se ríe de sus propias palabras, o de aquel que tiene enfrente), con sus gestos robocópicos, sus comparaciones de niño de parvulario, que te mira asintiendo con la cabeza con sonrisa bobalicona. La última fue darle Matrícula de Honor a Francia por su apoyo en la lucha antiterrorista, lo cual no dejaría de ser un peloteo razonable entre Estados condenados a entenderse, si no fuera por los modos, las maneras sosas y risibles que muestra don Rodríguez. Patético. por cierto, Francia tiene algo en común con España que no son los Pirineos: la enmerdación política también les salpica. que le pregunten a Villepin, ¿no? Aunque de todo esto, el señor Rodríguez, el que pretendía poner en nómina a los terroristas, no sabe nada... Él sólo sabe que su tregua mental sigue y sigue y sigue.

Topos y topillos también son para el verano.
La sorpresiva comparecencia ante los medios de todo un director del CNI para dar cuenta de la caza de un topo-agente doble en nuestras filas.. Algo insólito, no demasiado lógico, innecesario, y en absoluto explicado. Intereses políticos para echar más basura a la anterior etapa de gobierno, no puede haber otra razón. Juegan sucio hasta con los secretos nacionales.
Y mientras tanto, se juega políticamente también con los topillos, que invaden Castilla-León amenazando las vides de las que manan ricos caldos. ¿Otra lucha política entre partidos mayoritarios? Mientras tanto, en el campo, sus afanosos cuidadores, observan con preocupación la incapacidad y desidia de sus gobernantes.

Un español que gana el Tour, y ¿dónde está el Gobierno? De vacaciones, seguramente. Ya sabemos que el ciclismo es pariente pobre, no como el tenis de los niños bien, o la hípica de los noblecitos, o el fútbol que adormece a las masas...

Y los incendios forestales, plaga veraniega donde las haya, en un país por el que campan a sus anchas a partes iguales los inútiles gobernantes despreocupados, los egoistas cavernícolas insolidarios y los tarados incendiarios.
Los primeros por no promover unas adecuadas campañas de limpieza de nuestras masas forestales en invierno y primavera (Podas, desbroces, cortafuegos. Prevención básica.), y por no haber planificado la reforestación con especies arbóreas autóctonas (encina, olivo, alcornoque... más resistentes a las llamas y apropiadas para nuestro clima) y sí con el ardoroso pino o el eucalipto destructor. Los gerentes de las Comunidades Autónomas por no tragarse su orgullo, en base a unas competencias transferidas, y pedir ayuda a las vecinas o al Gobierno Central, antes de que sea demasiado tarde (Guadalajara).
Los segundos, aquellos que para lograr mantener su puesto de trabajo son capaces de pegar fuego a sus hijos, y aquí entran también ganaderos, agricultores, especuladores urbanísticos y empresas madereras... No es la primera vez que un miembro de entre aquellos destinados a extinguir las llamas ha esgrimido el mechero criminal.
Los terceros, los tarambanas carne de psiquiátrico (¡lástima que el régimen interno no se lleve ya, en favor de uno ambulatorio que no hace sino poner en riesgo a los ciudadanos!).

Cómo no, el verano nos trae también mucha bazofia corazonera, de la del amarillo diarréico. De Belén Esteban no queremos ni hablar, ese icono de la españa más cutre y zafia, encumbrada a la fama por una cama y una cornamenta, y que se embolsa más euros por vociferar sandeces en los platós que el más currante de los españolitos por partirse el lomo de sol a sol. O de las escenitas darekiano-obregonienses. Patetismo de una señora mayor con complejo de quinceañera, "soy lo más", y a la que deberían de dejar de sacar en las pantallas para que le entrara un soponcio. O las escenitas de esos nuevos ricos de la progresía, afiliados al felipegonzalismo, como el nene Gonzalo Miró, hijo de quien era y ahijado de quien es, y que, sin dar palo al agua ni demostrar dote alguna sobresaliente, más bien todo lo contrario, se cuela en televisión por arte de birlibirloque y se pavonea en el yate con la familia Campoy... La verdad sigue siendo la de siempre: quien tiene padrino se bautiza, y más con los de la cultura del pelotazo, los contrarios al mérito y pronepotismo y amiguismo.

Y ¿quizás otro golpe para la libertad de prensa? Rupert Murdoch se hace con el "The Wall Street Journal"... miedo, miedo, que viene el lobo...

Tras mucho tiempo mareando la perdiz navarra, pasaron los cornudos por Estafeta, y el experto en puñaladas volvió a hacer de las suyas. Como es habitual en él, no con su mano inmaculada, sino enviando un sicario: Pepe Blanco. Esta vez le tocó el turno a un Fernando Puras que no sabía ya dónde meterse, vendido al enemigo tras hacerle acudir a una justa en la que se presentaba como adalid. Que UPN gobierne Navarra es hacer las cosas como deben hacerese, pero sorprende la táctica de peonza con pinchos que emplea Zapatero. Hace girar y girar su mortífero juguete mareante y, cuando cesa su movimiento y cae al suelo, los pinchos malévolos acaban atravesando siempre a alguno de sus compinches de juego. Y aún tiene el valor de decir que él no sabe nada. ¡Qué grado de perversión más increible (y terrible) demuestra este individuo!

Por último, no quiero olvidarme de la triste muerte de Fernanda Fabiola, a mi parecer fruto de esa estupidez, que en España es un gérmen residente, que nos obliga a lo políticamente correcto, y a mantener un mandato constitucional ilógico y nada práctico: la inexistencia de la cadena perpetua. Soy un firme opositor de la pena de muerte, no por motivos morales sino legales, pues considero que puede darse en ciertos casos un error judicial que lleve a la muerte a un inocente; y sin embargo, considero que debiera implantarse la cadena perpetua para todos estos casos de criminales que demuestran fehacientemente que son irrecuperables para la sociedad. Es preferible que se pudran en la cárcel, a que los ciudadanos les sirvamos de reses de matadero.
Lo mismo vale para gentuza como el asesino de Huesca, gente que no merece la más mínima de las compasiones, la más mínima consideración humana.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris