Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

La vuelta de María San Gil

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 5 de agosto de 2007, 07:45 h (CET)
En primer lugar celebrar la vuelta de María San Gil y desearle, en lo personal, todo lo mejor de este mundo.

Hay momentos y situaciones en la vida de las personas que nos llevan a diferenciar lo malo de lo bueno, lo justo de lo injusto, el egoísmo de la solidaridad, lo irracional de lo racional, lo insensato de lo sensato, la falso de lo verdadero, y sobre todo a distinguir algo muy importante: Lo irrespetuoso de lo respetuoso. Son esos momentos de la vida en que como solemos decir “le hemos visto las orejas al lobo” y es a partir de esa circunstancia cuando uno se da cuenta de cual ha sido su actitud a lo largo de su vida en lo que respecta a tener una buena convivencia con sus semejantes y a guardar el debido respeto a las personas y a su inteligencia.

María San Gil, ha vuelto, y ha vuelto con los mismos esquemas políticos con los que nos dejó temporalmente por circunstancias a nadie deseables. María San Gil, ha vuelto afirmando e intentado hacernos creer a los españoles que el Gobierno de Zapatero está sustentando y alentando como nunca la ofensiva nacionalista con ETA a la vanguardia. María San Gil, muy posiblemente por sus problemas de salud, que deseo estén todos ellos superados, ha vuelto después de varios meses de ausencia del escenario político y por lo que se deduce de sus palabras no ha estado atenta a lo que los medios de comunicación han publicado sobre la detención de etarras y el importante daño que estas detenciones han producido en la dirección de la banda terrorista.

La reflexión, el análisis de lo que ha sido hasta ahora su vida política no han tenido cabida en su mente en estos últimos meses, es natural cuando se padece una enfermedad tan terrible, y María San Gil, ha vuelto igual que se fue, sembrando el temor, la duda, el miedo y la mentira. La vida y en especial cuando se vuelve a disfrutar de ella y sobre todo de la salud, debe hacernos mejores y dejar que los demás piensen libremente dejando de lado todo intento de manipulación.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris