Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Sorprendente Aznar

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 4 de agosto de 2007, 05:01 h (CET)
No hay día en que José María Aznar, no nos sorprenda con algo relacionado con ese despliegue de actividades de las cuales está haciendo todo tipo de demostraciones.

Recién acabada su carrera presidencial, nos sorprende con su nombramiento como profesor de la Universidad de Georgetown en USA, para muy poco después dejarnos boquiabiertos con su designación para asesorar al magnate Rupert Murdoch, este también de USA. Aún no habíamos podido desencajar nuestras sorprendidas mandíbulas, cuando nos enteramos que la Academia del Vino de Castilla León le nombraba Bodeguero de Honor. Por cierto fue en ese acto donde pudo emplearse a fondo como orador y pronunció aquel memorable e irrepetible discurso que, según dicen, versaba sobre la advertencia de “Si bebes, no pronuncies discursos”. Anteriormente a todos estos nombramientos, Aznar fue contratado para prestar servicios de asesoramiento a una sociedad privada norteamericana, el Atlantic Council of the United Estates (Consejo Atlántico de los Estados Unidos) que es una organización que pretende “promover el liderazgo de EEUU” partiendo del diálogo –lo de Aznar no es precisamente lo del diálogo, pero allá ellos- con el resto de las potencias, y especialmente con la “Comunidad Atlántica”.

No hay que olvidar que no hace mucho Aznar, pasó a asesorar a la firma Centaurus Capital, una empresa de capital de riesgo con sede en el paraíso fiscal de las Islas Caimán.

Pero no acaba ahí la cosa, ahora nos deja a-no-na-da-dos, como diría la Montiel, pues resulta que ha estado en Argentina nada más y nada menos que como miembro asesor latinoamericano de la compañía estadounidense JER Companies, que es una de las mayores firmas de inversión y administración de desarrollos inmobiliarios en EEUU, Europa y los mercados emergentes. El sector inmobiliario, ya lo sabe usted, es una actividad que da más dinero que dolores de cabeza a los que la ejercen y que genera beneficios de ensueño. Era esta una de las ramas de la economía que le faltaba a Aznar, para meterse de lleno dentro del mundo de las grandes finanzas.

Por cierto: ¿Son estos los grandes beneficios que España iba a obtener por participar en la guerra de Iraq? Por que seguro que usted se ha dado cuenta de que todas las “bendiciones” que le caen a Aznar, proceden de los Estados Unidos de Norteamérica.

En cualquier caso quien le iba a decir a Aznar, aquel agobiante día en que opositó para conseguir una plaza de funcionario de Hacienda, que iba a llegar tan alto gracias a una fotografía. Debe ser por eso, por que es muy fotogénico. Aunque hay quien afirma que todo esto es debido al “braguetazo” que pegó Aznar al casar a su hija con Alejandro Agag.

Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris