Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

No puedo prometer y prometo

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
domingo, 5 de agosto de 2007, 07:45 h (CET)
Se hizo famosa aquella frase de Adolfo Suárez: “Puedo prometer y prometo...”. Zapatero la ha cambiado por otra que podría anunciarse así:”No puedo prometer y prometo...”.

Suárez cumplía lo que prometía, por eso la transición política salió adelante y fue un éxito. Zapatero no cumple lo que promete, por eso su pretendida “segunda transición” no funciona y es un fracaso.

El primer presidente de la democracia prometía lo que podía prometer. El actual presidente promete lo que no puede prometer. Aquel prometía poco, pero en serio. Este promete mucho, casi todo, pero de boquilla. El primero prometía al país. El segundo promete al primero que le pasa por delante.

Esta es la gran diferencia entre Suárez, que construyó una democracia seria, y Zapatero que la está desprestigiando, incluso destruyendo, a golpe de talante de risa.

Más que de risa, de pose, vacío y preocupante. Casi todo es propaganda. La prometida paz de ETA le ha fracasado estrepitosamente, dejándose las instituciones del país muchos pelos en la gatera. El Estatut de Cataluña, que no ha satisfecho a nadie y ha crispado el país inútilmente, ni se cumple ni se deja de cumplir, sino todo lo contrario: está a la espera de la sentencia del Tribunal Constitucional, mientras se quiere dar la impresión de que se está poniendo en marcha creando comisiones y más comisiones para hacer nada.

Y ahora que ya tenemos a la vista las elecciones generales, Zapatero anda corriendo en busca de desgracias -como los incendios de Canarias, el gran apagón de Barcelona, etc.- para plantarse allí a enseñar su cara bonita de ojos azules para prometer más cosas, sin resolver ninguna. O anunciar lo que ya se sabía, por ejemplo que el AVE llegará a la entrada de Barcelona el 21 de diciembre (“fum, fum, fum”), pero sin entrar a fondo en el tema del aeropuerto del Prat, ni de Cercanías de Renfe, ni de la línea de alta tensión eléctrica que nos una con Francia.

Zapatero es un genio en vender humo. Un mago de la propaganda, Un dispensador de sonrisitas vengan o no a cuento. Un gran prometedor. “Yo no puedo prometer y prometo...”. Exactamente el Anti-Suárez.

Pero, con todo, puede volver a ganar les elecciones. No por méritos propios, sino por los grandes errores de la oposición, que ni siquiera sabe sonreír ni inventarse talantes.

____________________

Wifredo Espina es periodista y abogado.


Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris