Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

D. Quijote en bici

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 28 de julio de 2007, 22:21 h (CET)
En unos días una buena amiga inicia un ruta, la ruta quizá más internacional entre las rutas, la del Camino de Santiago, va acompañada de otras amigas porque nunca mejor como la amistad para que selle este tipo de experiencias de vida. Conozco a una joven que realizó la Ruta Quetzal y le cambió la propia. Actualmente, otro familiar disfruta, igualmente con amigos, y andará, nunca mejor dicho, en busca de cruceiros o cruceros por el norte de España.

Por supuesto, todos ellos aprovechan vacaciones para aventurarse a adentrarse en esos caminos de Dios que incluso a los no creyentes fortalece espiritualmente. Pero no es de esas rutas y caminos clásicos de los que voy a hablarles.

Aún recientes los excesos del IV Centenario y aprovechando que la sombra del Quijote es alargada y por estos lares manchegos hace mucho calor, se ofrece a los amantes de los viajes y de los caminos el libro de Luis Juaristi Sesma y Olaia Juaristi Latienda, padre e hija por cierto, titulado “Ruta de Don Quijote en BTT”, bajo el subtítulo de “Basada en la novela de Miguel de Cervantes” y como no podemos olvidarnos de que se trata de una ruta en bici y de que ambos son navarros han solicitado el prólogo a un navarro ilustre de la bici, nada menos que a Miguel Indurain.

Pero para escribir y opinar de una ruta hay que conocerla y patearla, en este caso pedalearla, y eso es lo que han hecho por La Mancha, Luis y Olaia antes de disponerse a escribir y confeccionar una obra excelente, muy gráfica y amena, con gráficos y mapas, con fotografías y recuerdos de la ruta seguida. Miguel Indurain dirá de ellos que han sido “gregarios de lujo” y que “han sido fidedignos al espíritu de la obra y a los lugares por los que transita Don Alonso Quijano”. Porque ambos “han sabido plasmar la belleza de los paisajes de los Parques Naturales y monumentos más importantes del entorno”.

La originalidad de Luis y Olaia es que han intentado ser auténticos, seguir un ruta fantástica pero real, es decir lo más fiel posible a la ruta cervantina ideada por el estudioso y cervantino Justiniano Rodríguez. Y ahí comienza para muchos, incluidos Luis y Olaia la polémica. Porque ellos van a rodar por el que consideran el auténtico camino del Quijote y no el que la Institución de Castilla- La Mancha ofrece como el oficial camino. Ellos entienden que una vez llegados hasta estas tierras nuestras, ¿cómo no visitar por ejemplo Almagro e Infantes y otras localidades apasionantes pero que nunca formarán parte de la verdadera aunque ficticia Ruta del Quijote. Luis no tiene problema en declarar sus ideas básicas a los gobernantes castellano manchegos en Toledo, los mismos que han decidido crear unas rutas del Quijote artificiales con el sano interés de beneficiar a pueblos y lugares de La Mancha, pero que en ningún caso son localidades por las que pasó Don Quijote.

Andaremos y recorreremos estos y otros caminos, en coche o en bici, a mula o en caballo y seguiremos discutiendo por este Quijote nuestro que nos hace ahora pedalear a gusto por La Mancha.

El libro está estupendamente editado por Amarú Ediciones de Salamanca y lleva varias ediciones. Buen trabajo de este padre y de su hija, de estos navarros, junto a nuestro agradecimiento por acordarse de las manchegas sendas haciéndolas más internacionales. Y ya saben, si tienen vacaciones y por aquí se encuentran, a pedalear toca por La Mancha.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris