Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Baloncesto
Etiquetas:   LIGA ENDESA / JORNADA 30  

(75-70) La necesidad y la épica decantan el derbi andaluz

Gran victoria de un Baloncesto Sevilla que se aleja del descenso. Unicaja puede verse alcanzado en el liderato de la Liga Endesa
Victor Diaz
@VictorVictoris3
sábado, 25 de abril de 2015, 22:14 h (CET)
Ficha técnica
75- Baloncesto Sevilla: Woodside (1), Penney (17), Berni Rodríguez (8), Porzingis (13), Balvin (10) -cinco inicial--; Urtasun (8), Byars (3), Radicevic (9), Oriola (2) y Hernangómez (4).

70- Unicaja: Granger (9), Toolson (4), Kuzminskas (4), Green (13), Vázquez (4) --cinco inicial--; Markovic (9), Vasileiadis (5), Thomas (2), Stefansson (7) y Golubovic (7).

Parciales: 27-26, 19-18, 20-12 y 9-14

Árbitros: García González, Martínez Fernández y Aliaga.

Incidencias: 30ª jornada de la Liga Endesa 14-15. 6.252 espectadores en el Palacio de los Deportes San Pablo (Sevilla), con amplia representación malagueña.

San Pablo ha vivido esta noche, en la recta final de la Feria de Abril, un duelo andaluz como los de antaño, con rivalidad en las gradas y cosas muy importantes que jugarse en la pista. Un derbi vencido por el Baloncesto Sevilla, en alza y con la motivación que da la necesidad por escapar de una quema de la que ya le separan dos victorias, tras haber perdido hoy La Bruixa D’Or Manresa en Valencia. 

El Unicaja, por su parte, no ha estado a la altura de lo que se esperaba del líder de la liga, perdiendo su quinto partido de la temporada y corriendo serio riesgo de ser alcanzado mañana por el Real Madrid en la cabeza de la Liga Endesa. Hoy el equipo de Luis Casimiro, pese a no estar lejos de desperdiciar quince puntos en el último cuarto, ha sido mejor que el de Joan Plaza, mereciendo con creces su décima victoria en la ACB. 

Ofensiva conjunta inicial

Ha sido un partido en el que la garra, la intensidad defensiva y el corazón han terminado prevaleciendo sobre la calidad en muchas fases del mismo. No obstante, dicha intensidad atrás ha tardado un poco en ir apareciendo. De hecho nadie defendió en el primer cuarto. Los ataques tocaron arrebato, y el acierto de los tiradores de ambos equipos nos llevó momentáneamente a un marcador más propio de muchos encuentros de la NBA. 

Especialmente inspirado empezó, en ese aspecto, el Baloncesto Sevilla. Dos triples de Penney más otro de Berni Rodríguez lideraron la escapada local en los instantes iniciales (17-7, min 3). 

No obstante, los de Joan Plaza comenzaron a reaccionar de la mano de Green y de Markovic, inspirado durante el tramo final del primer período con dos triples que respondieron al de Urtasun, y que dejaron a Unicaja sólo un punto abajo (27-26, min 10). 

El líder quiso entonces dar un golpe de autoridad, y un nuevo triple de Markovic más sendas canastas de Vasileiadis y Golubovic les dieron su segunda ventaja en todo el choque (27-33, min 14). Pero el Baloncesto Sevilla, siempre dependiendo en gran medida del cara o cruz del tiro exterior, retomó de nuevo el mando con Penney otra vez en cancha, y con la dirección de Radicevic. 

El tercer triple del neozelandés y un 2+1 tras entrada a canasta del base serbio devolvieron la delantera a los verdirrojos. Balvin, Porzingis y Urtasun, con una entrada a canasta, les colocaron cinco arriba antes de que Vasileiadis anotara, sobre la bocina (46-44, descanso), un triple con una falta aún por hacer para el Baloncesto Sevilla antes del bonus. 

Tanto Casimiro como Plaza debieron hablar largo y tendido con sus jugadores en los vestuarios, porque tras el regreso a la cancha las defensas comenzaron progresivamente a imponerse. Baloncesto Sevilla y Unicaja incrementaron su agresividad, con lo que las faltas aumentaron, más en el casillero local merced al tradicional criterio de los colegiados de tirar siempre hacia el grande cuando la duda les asalta la mente. 

Explosión local...

Sin embargo, y jaleados por un público que ahogaba por momentos a la numerosa hinchada malagueña desplazada a Sevilla, los verdirrojos se sintieron muy cómodos en esa tesitura. Penney había iniciado la cuenta de la segunda mitad con su cuarto triple, y Porzingis, el más valorado de todo el partido, mezclaba efectividad y espectáculo: rebotes y canastas en la zona con algún que otro alley-hoop. 

Radicevic, extraordinario, tomó el mando de las operaciones con malabaristas penetraciones a canastas, y asistencias con las que ayudó a que su equipo diera el gran estirón. Así, un triple de Byars, dos tiros libres de Porzingis y la única canasta de Hernangómez igualaron, al final del tercer cuarto, la máxima ventaja adquirida en la primera mitad (66-56). 

Y el segundo triple de Berni Rodríguez hizo estallar a San Pablo, cuando el Baloncesto Sevilla se puso ganando por quince puntos en los inicios del último período (71-56, min 31). Berni, histórico del Unicaja donde los haya, pareció dar definitivamente la puntilla al principal equipo de su vida, pero aún restaba mucho por jugar. 

...y épica en el final

Porque el líder no se podía quedar en sus pobres prestaciones, y así un parcial de 0-10 logrado en un santiamén hizo que el Unicaja hiciera sentir de nuevo al Baloncesto Sevilla su aliento en el cogote (71-66), y que la afición malagueña entonara con fuera el “sí, se puede”. 

A partir de ese momento los nervios prevalecieron claramente, pero los locales compensaron su falta de clarividencia en ataque con la épica, traducida en una fuerte defensa a la que, no obstante, también ayudó el mal día que, sobre todo en los segundos veinte minutos, tuvo el Unicaja en el lanzamiento exterior (10 de 36, un pobre 28%). 

Cada punto valía oro, y entonces apareció Penney para encestar su quinto y último triple, la única canasta en juego del Baloncesto Sevilla en los nueve minutos finales, y colocar a 4:10 un vital 74-66. 

Las prisas y la precipitación malagueña terminaron de hacer el resto, y así quedó sellado el resultado con el que los de la capital andaluza afrontarán las cuatro últimas jornadas –empezando por el sábado en Andorra- dos victorias por delante de los puestos de descenso que ocupan Montakit Fuenlabrada y La Bruixa D’Or Manresa… y habiendo metido al Gipuzkoa Basket también por detrás. 

Y Unicaja, pese a la derrota y pase lo que pase mañana en el Real Madrid-Dominion Bilbao Basket, se jugará el próximo jueves con los blancos en la capital de España prácticamente el 90-95% del liderato final en la fase regular de la Liga Endesa.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Carroll se viste de héroe ante el Maccabi (86-85)

El Real Madrid suma su segunda victoria en Euroliga, merced a un triple de Carroll (14 puntos) a dos segundos del final, superando a un notable Maccabi liderado por su base Wilbekin (22 puntos) en ausencia de Casspi.

El Real Madrid afianza su liderato con apuros en La Laguna

Llull abrocha el triunfo merengue (71-76) ante un Iberostar peleón

Campazzo impulsa al Real Madrid sobre el Fenerbahçe (81-77)

El base argentino estuvo excelso en la dirección y anotación (14 puntos, 8 asistencias y 24 de valoración) y bien secundado por Randolph (15 puntos) ante un conjunto turco sustentado en la anotación de De Colo (22) y Williams (18).

El Real Madrid se luce en Badalona y el Barça sufre para ganar en Santiago

Mientras, el UCAM Murcia batió con esfuerzo al Coosur Real Betis, en lo que suponía el regreso de los verdiblancos un año después a la máxima categoría

El Real Madrid arrolla al Fuenlabrada (116-61)

El conjunto blanco ofrece un recita del buen baloncesto y defenderá su título de campeón de la Supercopa de España ante el Barcelona.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris