Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Cocodrilo': Un asesino en serie

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
martes, 18 de septiembre de 2007, 21:57 h (CET)
A raíz del éxito de la película Tiburón, de Steven Spielberg, surgieron a mediados de los años setenta y principios de los noventa toda una piara de films menores protagonizados por animales asesinos, desde Piraña y sus secuelas (la segunda dirigida por un jovencísimo James Cameron), hasta Orca, la Ballena Asesina, o la muchísimo más infame Tintorera, que un servidor tuvo oportunidad de ver a las siete de la mañana en un seborreico ciclo de sucedáneos de Tiburón organizado por el siempre interesante Festival de Sitges hace un par de años. Dentro de este inframundo cinematográfico poblado por todo tipo de criaturas ávidas de sangre, los cocodrilos han jugado tradicionalmente un papel residual, y así, a bote pronto, sólo se me ocurren dos títulos protagonizados por dichos reptiles: uno de ellos es la ochentera Alligator (y su psicotrónica secuela Alligator: La Mutación, realizada ya en los noventa aunque no lo parezca), y otro, Mandíbulas, producción un pelín más ambiciosa, protagonizada por Bill Pullman poco antes del fin del milenio pasado, e igualmente olvidable. Dadas las credenciales del sub-subgénero, la verdad es que hay que ser muy freak para que a alguien le seduzca un planteamiento como el de Cocodrilo: Un Asesino en Serie, claro que, cómo cualquier persona mínimamente lúcida puede comprobar, siempre resultará más atractivo ver a un bicharraco anfibio desmenuzando pardillos a dentelladas que soportar al remilgado de Harry Potter dirigiendo con su varita esa sinfonía a la ausencia de carisma e imaginación que son todas sus películas.

O al menos eso me creía yo. Porque el principal problema que tiene Cocodrilo: Un Asesino en Serie, además de su horrísono título, es que el cocodrilo de marras pasa a segundo plano desde el momento en que es sustituido, como encarnación del mal, por una serie de milicianos negros con muy malas pulgas. En la línea de Blood Diamond o El Jardinero Fiel, lo que en principio parecía un rutinario pero simpático ejercicio de nostalgia setentera, pierde toda su, ya de por sí limitada gracia, abordando críticas sociales de medio pelo mediante las cuales llamar la atención sobre lo culpables que somos los blancos de la triste situación del continente negro. Lo único bueno del asunto es que tanta mojigatería hace que le cojamos cariño a Gustav, que así se llama este cocodrilo presuntamente real, y que aplaudamos como enanos cada una de sus apariciones porque significan que al menos uno de los pésimos actores protagonistas dejará de decir tonterías, poner cara de palo, y comportarse según los clichés más sobados del cine de terror de medio pelo.

En cuanto a los efectos especiales, tal vez hace una década podrían haber destacado, pero tal y cómo esta el patio en la actualidad, cualquier otaku armado de un mac podría diseñar cosas mejores desde la soledad de su habitación mal ventilada. Todo lo anterior quiere decir que Cocodrilo: Un Asesino en Serie no debería estrenarse en las salas comerciales de nuestro país, sino en los videoclubs, concretamente en esos videoclubs de barrio que, a fuerza de no renovarse, terminan convirtiéndose en objeto de culto gafapasta. Y es que los tiempos ya no son los que eran, ni para los animales sanguinarios, ni para la industria cinematográfica a pie de calle. Recemos porque el cambio climático afecte también al séptimo arte y ponga fin a esta dramática situación antes de que los cinéfilos de toda la vida desfallezcamos por falta de proteína verdaderamente aprovechable.

Noticias relacionadas

It: Mete en una cocktelera y tendrás "eso"

Crítica de la película It

Muere a los 91 años Jerry Lewis, leyenda de la comedia

El último adiós de los artistas al gran Jerry Lewis

Antonio Banderas, Premio Nacional de Cinematografía 2017

"El regreso a España se va a producir"

La nueva aventura de 'Piratas del Caribe' y la comedia 'Me case con un boludo', estrenos de cine de este viernes

Bertrand Tavernier lleva este viernes a las salas de cine 'Voyage à travers le cinéma français' ('Las películas de mi vida')
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris