Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Perspectivas de la Flota rusa del Mar Negro

Ígor Kasatónov
Redacción
domingo, 22 de julio de 2007, 08:11 h (CET)
En la época soviética la Flota del Negro cubría la dirección suroeste de los aliados del Pacto de Varsovia, causando una considerable influencia en la situación en el Mediterráneo y Medio Oriente. Hoy por hoy, la Flota rusa del Mar Negro sigue dominando en este mar con la misión de defender los intereses nacionales de Rusia en el área. No me cabe la menor duda de que Sevastópol (península de Crimea, Ucrania) seguirá siendo la principal base de la Flota después de 2017, año en que vence el tratado de arriendo de esta base naval, que seguramente será prorrogado o se suscribirá otro nuevo. Naturalmente, los políticos ucranianos intentan no malvenderlo. Actualmente Rusia paga por arriendo de Sevastópol unos $100 millones, suma muy importante para Kiev.

La presencia de la Flota rusa en Crimea es el garante de la paz y la seguridad en la región. Entretanto, la situación político-militar en zona de actuación de la Flota se caracteriza de inestable, dadas las tensiones en el Cáucaso, conflictos en Oriente Medio y crisis en el Golfo Pérsico.

Los principales retos para la seguridad en el Sur de Europa son: contradicciones interestatales en el norte del Cáucaso y Transnistria; el extremismo islámico a la ofensiva; ahondamiento de la influencia estadounidense y otaniana sobre los Estados de la cuenca del mar Negro; el conflicto mesoriental; contradicciones interétnicas en los Balcanes; la inestabilidad política en Ucrania; eventuales enfrentamientos interétnicos en Crimea.

Por ahora, a la Marina de Guerra ucraniana le resulta más fácil afrontar estos retos conjuntamente con la Armada rusa. Sin embargo, en caso de que Ucrania ingrese en la OTAN, con lo cual la flota rusa tendrá que retirarse de Sevastópol, Ucrania tendrá que arreglárselas a solas.

Conviene destacar el problema de estrechos del mar Negro, puesto que Ucrania no figura en el listado de países firmantes de la Convención de Montreux, de control del paso de estos Estrechos turcos, hecho que permite a Turquía interpretar a su gusto las cláusulas de esta Convención con respecto a Ucrania.

Entretanto la Flota rusa está sometida a fuertes presiones, originadas por factores externos. Se limita la libertad de movimiento de sus naves marítimas y aéreas, contradiciendo las normas jurídicas internacionales, se ha implantado la inspección aduanera de buques y aviones de combate, se oponen obstáculos a entrada de nuevo material bélico y abastecimiento logístico. Lo mencionado es una forma de expulsar Rusia de Sevastópol, puesto que sin reemplazar el material y buques desgastados la Flota simplemente dejará de existir. En tal caso, a juicio de Ucrania, su flota podrá quedarse con toda la infraestructura naval de la ciudad. Por esta razón las autoridades de Ucrania intentaron no dejar pasar el nuevo buque ruso Samum y sólo hace poco se pudo solucionar este problema.

Hasta ahora la Flota rusa del mar Negro sigue teniendo mayor potencial que la suma de las demás flotas de la cuenca, excepto la Armada turca. Sin embargo, en Bulgaria y Rumania, miembros flamantes de la OTAN, se han instalado bases militares estadounidenses. Otro país que sueña con ingresar en la Alianza es Georgia. No se cansa de expresar este mismo deseo el presidente ucraniano Víctor Yúschenko. En lo referente a la Flota de Turquía, ya es superior a nuestra Flota del mar Negro en varios parámetros. Siendo antiguo miembro de la OTAN, Turquía es encima la "dueña" de los estrechos, así que en cualquier momento en el mar Negro pueden entrar unidades navales tanto suyas como de sus aliados del bloque noratlántico. Hoy por hoy la Armada turca es de las más modernas, y el profesionalismo de sus marineros está a más alto nivel.

Supongo que en este contexto lo más importante para la Marina de Guerra rusa es una estable tendencia positiva de su desarrollo y construcción de nuevos buques.

____________________

Ígor Kasatónov, almirante, ex Comandante de la Flota rusa del mar Negro, ex Comandante adjunto de la Marina de Guerra rusa, para RIA Novosti.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris