Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Las pequeñas cosas

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 22 de julio de 2007, 07:47 h (CET)
Uno va atando cabos y al final se encuentra con lo que puede ser la clave de un cambio de actitud en la política opositora del Partido Popular. Cuando en uno de aquellos días de los incendios en Galicia pudimos ver al candidato del PP a presidir la Xunta de Galicia, Núñez Feijoo, con una manguerita de jardín intentado apagar uno de los fuegos, a todos nos dio la risa.

Ahora, hemos podido ver a don Mariano, presentarse en Ibiza para comprobar en directo la “magnitud” del “desastre” ecológico por efectos del hundimiento del buque “Don Pedro”. Verlo allí, a pie de playa, hablando con los dos trabajadores encargados de ir quitando los residuos que llegaban a la orilla, y contemplando unos trocitos, apenas perceptibles en la foto, no mayores que un excremento de cabra, de chapapote, uno llega a la conclusión de que efectivamente en el Partido Popular han cambiado el tercio y han decidido preocuparse por los pequeños detalles que son los que en realidad nos hacen felices a los humanos.

No, la cosa no es para reírse. En el PP se está produciendo un cambio importante. No me extrañaría nada que para contrarrestar la decisión de Zapatero de dar una ayuda de 2.500 euros a todas las familias que tengan o adopten a un niño, en el PP fueran más al grano y ofrecieran un lote de “chuches” hasta que el recién nacido alcance una edad en la cual lo eso de ir comiendo golosinas sea motivo de chufla por parte de sus amigos.

La modesta ayuda que Núñez Feijoo, aportó, manguerita en mano, para ayudar a apagar los incendios forestales, fue la punta del iceberg de una actitud, que con la visita de don Mariano a las playas ibicencas para cerciorarse de que era “chapapote” y no excrementos de cabra lo que llegaba a la costa, nos pone de manifiesto que la derecha se va a preocupar principalmente por solucionar aquellas pequeñas cosas que hacen que valga la pena vivir. De momento en la Generalitat Valenciana, donde gobierna en PP, han decidido dejar a la Sanidad Pública en una situación en la que solo se pueda curar un resfriado. Ya de catarro para arriba, hay que irse a la Sanidad Privada.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris