Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Qué siente un hombre cuando nace su primer hijo?

Mª Paz Alonso Gutiérrez
Redacción
martes, 17 de julio de 2007, 23:32 h (CET)
Me sorprendió muchísimo escuchar a un compañero de trabajo la emoción profunda que experimentó al ver nacer a su hija. Para una mujer, tras tener al hijo en su vientre durante nueve meses, la emoción es casi connatural. Pero que un hombre se sienta profundamente conmovido, hasta el punto de asegurar que nunca sintió nada parecido, fue toda una sorpresa.

Entiendo que algunos hombres deseen experimentar esa emoción inigualable. Contrasta con la conducta irresponsable de aquellos que han dado lugar a embarazos no deseados: la cifra oficial de abortos en España que alcanza casi los 100.000 .

Estoy leyendo en la red la preocupación que manifiestan algunos laboratorios farmacéuticos, cuyos productos tienen como finalidad evitar la concepción de nuevas vidas, su preocupación por la mengua en la fertilidad masculina.

Muchas mujeres seguro que agradecerían que su pareja realmente fuera menos fértil. Sobre todo, aquellas que tras su embarazo han comprobado la falta de compromiso del hombre y que sólo buscaba pasar un rato "agradable" con ellas.

Entonces, ¿a qué viene tanta preocupación por la fertilidad masculina?, ¿deberíamos pensar que dichos laboratorios intentan acrecentar la fertilidad de los hombres para hacer más imprescindible el consumo de sus productos anticonceptivos?

Leyendo la información sobre los mencionados laboratorios y las líneas de investigación que siguen, vemos referencias a la diabetes, al crecimiento, a la obesidad y a enfermedades genéticas. Todo ello muy de moda en la investigación con células madres embrionarias.

¿No será que lo que realmente persiguen esos laboratorios es obtener de forma gratuita un material genético de hombres jóvenes con los que poder investigar? ¿No se podría acusar de utilización fraudulenta de la publicidad y de robo descarado la obtención del esperma gratuito de jóvenes que no se han detenido a considerar que con lo que alegremente entregan se puede generar la vida de un ser humano, de alguien que podría ser su hijo? ¿Por qué tienen tanto interés en conseguir el esperma de hombres entre 18 y 25 años? ¿Es qué son los jóvenes los menos fértiles? ¿No sería más adecuado investigar dichos problemas de fertilidad en edades más avanzadas?

Poderoso caballero es don dinero. ¿Quién osará alzar la voz contra los laboratorios farmacéuticos, contra los sectores que obtienen subvenciones cuantiosas por dichos estudios? ¿Algún día tendremos que asistir a la financiación irregular de los partidos políticos con ese dinero, como ahora parece que salen a la luz las razones de las malas gestiones urbanísticas? ¿Otra trama?

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris