Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El chalaneo

Juan Escribano Valero (Madrid)
Redacción
lunes, 16 de julio de 2007, 23:05 h (CET)
Es posible, y no sería nada extraño, que alguna victima de la LOGSE no sepa que Teruel existe, yo, tengo motivos para dar fe de su existencia y de que quienes en esa tierra nacieron y se educaron son: gentes amables, sencillas, nobles, e inteligentes. Hoy, ante el vergonzoso mercadeo que los ¿políticos? llevan a cabo para situarse lo más cerca posible del cajón de los cuartos, me ha venido a la memoria una pequeña historia que viví en un pueblecito turolense.

Era invierno, y el gélido soplar del Cierzo obligaba a los habitantes del pueblo a reunirse alrededor de la lumbre, mis anfitriones y yo, formábamos un semicírculo frente a la chimenea en la que unos cándalos en combustión, apoyados por un extremo en los morillos, lanzaban flamaradas que además de calentarnos, hacían bailar a nuestras sombras proyectadas sobre el suelo de la cocina. En el centro del hogar, suspendida sobre las llamas, había una cadena rematada en un gancho, y de él, colgaba un caldero en el que hervían patatas pequeñas, mondas de patatas, gamones secos, y algún que otro desperdicio alimenticio. De pronto, el padre de mi amigo y anfitrión, descolgó el caldero, y dirigiéndose a mí, interrumpió la animada charla con la que intentábamos arreglar España y me dijo. -Juan, vente con migo que te voy a explicar yo lo que es la política- Lo seguí, y cuando estábamos en el corral me dijo. -En este pueblo semos más listos que vusotros los de la capital, tenemos a los cochinos a donde en Madri tenis a los políticos, en “la corte”.- De las pocilgas, donde había una piara de cerditos reciéntemente destetados salía un griterío ensordecedor. El buen hombre siguió. –Oyes como chillan, por que huelen el condumio.- Llegamos a las cochiqueras, vació el contenido del caldero en el “tornajo”, lo amasó con salvado y, abrió una pocilga de la que salieron unos cerditos que se abalanzaron sobre el “tornajo” gruñendo de cuando en cuando, los cerditos que había en la otra cochiquera y que no salían, tenían un escándalo de tres pares de narices, el viejo explico. –El “tornajo” es la política, la cochura, lo que el pueblo paga y, mira los políticos, los que comen de la política están callaos, solo se gruñen un poco pa quitarse el mejor bocao, pero mira los que no comen de la política, que escándalo tienen. Pos eso es la política.-

Yo sé bien, que los políticos son personas en su mayoría honestas, con ideología, e incluso los hay que hasta tienen ideas, pero si los políticos no quieren que los confundamos con los cerdos (aquel a quien le duela que se dé por aludido) que están en política solo para enriquecerse, que se unan de una puñetera vez y modifiquen la ley electoral para que los vergonzosos chalaneos de Canarias, Baleares, Navarra, Leganés, etc. no vuelvan a repetirse, y que el Gobierno de la Nación no vuelva a estar sometido a las exigencias de los enemigos de España. Las personas sencillas como yo, no podemos entender que sea justo que partidos como ERC o el PNV, tengan más diputados en el Congreso que IU, cuando son muchos más los españoles que dieron su voto a IU que al PNV o ERC, por ejemplo.

No quiero cerrar este comentario sin mandar mi aplauso más entusiasta, mi más profunda admiración a una mujer vasca, ejemplo de honestidad y valentía política. Para Rgina Otaola con todos mis respetos, ¡un fuerte abrazo! Y para el pueblo de Lizarza, mi más cordial enhorabuena.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris