Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Bodas de Plata del Gimlet

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 16 de julio de 2007, 23:03 h (CET)
Desmantelada la Pasarela Gaudí y “exiliados” en Madrid la mayoría de los diseñadores catalanes ha nacido, de la mano y los millones del tripartito y no sabemos si para mucho tiempo el 080. Unos de los actos “off” de este muestrario de la moda ha sido la presentación de la nueva colección de Antonio Miró. Este veterano diseñador eligió para presentar sus nuevas creaciones el marco modernista del Hospital de Sant Pau. En sus jardines nos citamos para ver una colección inspirada en los móviles de Calder con toques plateados que recordaban a Paco Rabanne en las mujeres y mucho color blanco y arena con algún amarillo chillón en los pantalones cortos y bombachos de los hombres. Entre uniformes blancos, enfermos pegados al gotero y las sirenas de alguna ambulancia llegando a urgencias fue transcurriendo un desfile presidido, no podía ser de otra manera, por la Consellera de Sanitat y donde los modelos, con Julio Benitez a la cabeza, sufrieron lo indecible pues la pasarela habitual fue substituida por un duro e irregular suelo. Entre las caras asistentes pudimos ver a la hermana de Julio Benítez, hija también de El Cordobés, a las habituales Helenas, Rakosnik y Preses, Chelo Sastre, diseñadora de joyas e incondicional amiga de Miró y a Totón Comella, diseñadora de TCN y que en septiembre irá también a la pasarela Cibeles de Madrid, también andaba por allí el hombre del tiempo por excelencia Tomás Molina habitual cliente del diseñador. Una cena en Ribelino’s, con pocas o ninguna cara conocida por el gran publico, cerró la velada.

Cerradas por los cineastas vamos encontrando algunas calles de la ciudad. Los tentáculos del pulpo Woody van extendiéndose por Barcelona y un día es la Barceloneta la que acoge el rodaje, en otro el mercado de la Boquería, más lleno que nunca se transforma en plató mientras en La Rambas el neoyorkino filma una tópica imagen de postal. Al fin y al cabo se debe a quién le paga y las instituciones catalanas han pagado por una imagen ficticia y turística. Unas Ramblas con presencia de aves, desaparecidas en su mayoría durante la peste aviar, y sin paquis, magrebíes y otras etnias es lo que podrán ver los espectadores de este film donde, mucho nos tememos, la imagen de Barcelona será totalmente irreal. El Ayuntamiento ha conseguido un buen publicista con piel de cineasta.

Poderos caballero es don dinero. El llamado vil metal ha conseguido que “sus satánicas majestades” abandonen su satanismo por unas horas y se vendan al mejor postor. Esta semana los Rolling Stones han vuelto a Barcelona. Si hace pocas semanas estuvieron entre nosotros en olor de multitudes este viernes han tocado ante una pequeña y selecta audiencia de altos ejecutivos bancarios en el escenario de lo salones privados del Hotel Arts. Seguramente Woody Allen y familia estarían escuchando los ecos de los rockeros millonarios desde la “suite” que les aloja en el mismo hotel.

El miércoles por la tarde, en los jardines del Hotel Casa Fuster, otro ejemplo de la mejor arquitectura del modernismo, más de uno se quedó con la miel en la boca y la copa en la mano esperando que Allen y su clarinete se unieran a sus dos músicos habituales que animaban una velada dedicada a recaudar fondos para comprar vacas y ovejas para las mujeres de Srebrenica (Sarajevo), supervivientes de la matanza que hace doce años se produjo durante la guerra que padeció la antigua Yugoslavia. No estuvo Allen pero si vimos y saludamos al humorista Oscar Nebreda, presentador del evento, al súper relaciones públicas Alex Estiles, empeñado en hacer saltar la banca de la solidaridad, a Montse Turu quién tuvo la feliz iniciativa para este acto solidario, Risto Mejide que me aseguró estar descansando de la televisión pues después de hacer de crítico en O.T. había quedado exhausto, en fin, el todo Barcelona estuvo allí para mostrar su solidaridad. Pasqual Maragall aprovechaba las horas libres que le ha dado el PSC para desde el escenario mostrarnos sus dotes de bailarín, sin olvidar su vocación europeísta al proclamar que “si Europa no salvaba a Sarajevo Europa no se salvaría”.

A mediodía nos habíamos dejado caer por el Born, cada día más en boga. Allá, justo al lado de la Plaça de les Olles, los Tous han remozado su tienda adecuándola al juvenil y actual ambiente del barrio. Los nuevos colgantes, llaveros y pulseras de su colección “heaven” en acero, plata y también oro son un largo paseo por el mundo de los significados: el poder de una corona, la autoestima reflejada en un espejo, la intimidad de una llave colgada al cuello nos acompañan ahora reflejados en estas creaciones de Tous que fuimos conociendo mientras en el pequeño local el cantante Mon iba desgranando sus canciones.

La noche la cerramos en el mítico Gimlet de la calle Santaló. Allá Javier de las Muelas reunió a un buen grupo de amigos para celebrar que el local ya lleva veinticinco años funcionando. Periodistas, políticos y habituales de la noche barcelonesa daban cuenta de los excelentes platos que las camareras iban sirviendo y que eran regados con buen vino o la magnífica variedad de cócteles que, habitualmente, ofrece la casa. Un cuarteto vocal iba mesa por mesa interpretando “a capella” composiciones de todos los tiempos y estilos mientras las asistentes intercambiaban saludos. Alberto Fernández Diaz, cabeza del PP municipal junto a Ángeles Estellés diputada de la misma fuerza política compartían con Cati Carreras concejal de distrito por el PSC. Entre los compañeros “plumillas” saludamos a Jordi Busquets director de El Punt, a “Monti” director del gratuito ADN que nos anunció nueva y potente web, al elegante columnista y escritor Marius Carol, a la siempre dicharachera editora de la revista ASK?¡ Anna Alós y a la conocida presentadora de TV3 Mari Pau Huguet con quién también nos habíamos cruzado en la Casa Fuster. Al final de la noche el anfitrión partió una enorme tarta de cumpleaños que fue compartida por todos.

Pese a que ya hemos dejado atrás una tercera parte de este irregular, en lo metereológico, julio todavía quedan por Barcelona, y por otras ciudades, eventos y gentes que se reúnen para ver y ser vistos con cualquier excusa.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris