Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Sistema japonés

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 16 de julio de 2007, 23:03 h (CET)
Japón tiene un sistema de 5 partidos: el gobiernista Liberal-Demócrata y su aliado teocrático budista Komeito; y los opositores Demócrata, Comunista y Socialdemócrata.

Fuera de éstos hay una constelación de decenas de candidatos independientes, fuerzas locales y partidos esporádicos que aparecen en las elecciones pero cuyo peso en el parlamento es poco o nulo. Uno de estos mini-partidos es Kokumin. Este, hasta antes de postular a Fujimori como su candidato, estaba ignorado en la prensa mundial. Más, desde entonces, este debe ser el único partido japonés que –tal como lo revela Google- aparece en más noticias en castellano que en su propio idioma.

Fujimori pronostica que Kokumin sacará 3 millones de votos siendo un millón para él. Esto que puede sonar mucho en Perú, pero en Japón tan solo es el 4% y 1.3% de los votos, respectivamente. Esta es una meta muy ambiciosa que implicaría elegir solo a dos senadores vía representación proporcional y que Kokumin lograse triplicar su votación.

En las últimas elecciones generales peruanas sólo 6 de los 23 partidos inscritos lograron alguna de las 120 bancadas. Fuera del congreso se quedaron 17 listas que sacaron entre el 2.3% y el 0.1% de los votos. Algunas de éstas estaban ligadas a políticos conocidos como Olivera, Borea, Diez Canseco o Salinas.

Este 29 de julio se eligen en Japón 121 senadores. Solo 5 de las decenas de fuerzas que compiten en estos comicios tienen asegurados conseguir varios curules. Sin embargo, dentro de éstas no está Kokumin, el mini-partido que postula a Fujimori.

La base electoral del Kokumin sólo le permitió lograr el 0.8% de los 480 diputados que se eligieron en 2005. Para que Fujimori entre al parlamento nipón él debería lograr incrementar sustantivamente la votación del Kokumin, pues con la que hoy éste tiene ni él ni ninguno de sus candidatos podría ser uno de los senadores electos mediante representación proporcional.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris