Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Mezquita roja

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 15 de julio de 2007, 21:40 h (CET)
Este templo ubicado cerca de la sede de los servicios secretos pakistaníes (ISI) en la capital (Islamabad) siempre fue un puntal en alentar el fundamentalismo musulmán. Inicialmente EEUU apoyó a Pakistán y Arabia Saudita cuando promovieron el fanatismo religioso contra los soviéticos en Afganistán, pero cuando EEUU empezó a chocar con Al Qaeda, esta mezquita se convirtió en un reducto de quienes apoyaban a los talibanes y a la ‘guerra santa’ contra occidente.

Hace una semana se desataron choques entre militantes liderados por el clérigo Abdul Rashid Ghazi y la dictadura militar del general Musharraf (quien gobierna desde el 20-06-2001). Tras que cientos de estudiantes y fieles se rindieron o fueron soltados, las FFAA terminaron entrando a ésta matando a Ghazi y a más de 60 de sus seguidores.

Esta mezquita ahora ha quedado roja también por la sangre derramada y por la que anuncia que correrá en el país, pues los caídos anunciaron que su martirologio incentivará una revolución mahometana en Pakistán.

Noticias relacionadas

Papeles para rescatar

​El PSOE, seguramente mareado por los calores estivales, se ha puesto al nivel de VOX, qué pena, Dios mía qué pena, amigos socialistas, veros de la mano del fascismo de VOX, o a ellos de vuestra mano

Hoy no se fían, mañana tampoco

Valentín Abelenda Carrillo, Murcia

Varón y mujer los creó

Juan García, Cáceres

El juicio más importante

Pedro García, Girona

La presión fiscal

Jesús Mezcal, Vigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris