Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Custodia compartida

Oscar Alberdi Sainz (Bilbao)
Redacción
domingo, 15 de julio de 2007, 21:40 h (CET)
Es increíble que a día de hoy, con todas esas leyes que se crean para dotarnos de esta imagen de sociedad moderna, confortable , segura y autosuficiente, un padre, es decir un varón, no sepa donde pasa sus vacaciones su hijo, o lo que es peor, que sea advertido de una enfermedad de este a los cuatro días de su ingreso y que no pueda hablar por teléfono con el niño porque su madre y el ámbito familiar de esta se lo impiden (que decir de ir a verlo). Uno no deja de leer en la prensa el mercadeo que se traen los señores políticos, ilusionándose ingenuamente, al ofrecernos leyes falsas que luego no terminaran por llegar nunca a la calle; ejemplo: la de divorcio express que contemplaba en su borrador inicial, el del ministro Aguilar, la custodia compartida de facto como ocurre en Francia, medida impulsada por la socialista Sègoléne Royal cuando ocupo el cargo de ministra de familia en el gabinete de Chirac; pero que las distintas asociaciones de mujeres, las que acuden a nuestro congreso a pedir subvenciones más que a aportar soluciones justas, se encargaron de podar. Se nos ofrece en cambio la posibilidad de que los homosexuales accedan al derecho de adopción (nada que objetar) cuando hay padres de hecho que nunca hemos llevado a nuestros hijos al colegio. Se nos bombardea constantemente con cifras de mujeres maltratadas hasta que uno siente un poco de vergüenza de ser hombre; y los políticos acuden raudos a poner su tirita al problema pensando arañar unos votos de la gente con conciencia. Promulgan leyes con órdenes de alejamiento y de protección, que conculcan preceptos constitucionales como el derecho a la tutela judicial efectiva, el derecho a un juicio justo, a la presunción de inocencia, el derecho a no ser discriminado por razón de sexo .(yo he ido a poner una denuncia al juzgado 1 y al 2 de violencia domestica de Bilbao pero no me dejaron porque era “chico”) Leyes que crean otro submundo y facilitan las cosas en caso de divorcio al sexo femenino : el de la falsa denuncia y por las que el año pasado fueron detenidos 150000 hombres en todo el estado, de los cuales solo unos siete mil pasaron a ser enjuiciados.¿que ocurrió con la dignidad estigmatizada para siempre de los 143000 restantes? Uno piensa que los medios de comunicación de un país libre, como quiere ser este, nunca van a mentir, pero como le explico a mi hijo cuando lo veo, “exagerar no es lo mismo que mentir”. Este razonamiento me lleva a preguntarme de donde sacan los periodistas sus informaciones. Desde luego uno no debería de dudar de las cifras que facilita un centro tan aséptico, en apariencia, como el Observatorio para la Violencia de Genero dirigido por alguien tan intachable, como debe ser considerado un juez, como la señora Montserrat Comas, o de otro estamento como el Instituto de la Mujer que curiosamente , fíjense , dejo de publicar en el año 2000 las muertes de varones en el ámbito familiar que ese año coincidía con los informes del ministerio del interior en el que las muertes de hombres eran del 40% y de mujeres del 60%. Las cifras luego poco o nada coinciden entre los tres.

Los datos siguientes son del ministerio del interior: Año 1987: 40 hombres, 52 mujeres. Año 1988: 50 mujeres, 44 varones. Año 1999: 37 hombres, 56 mujeres. Año 2000: 67 mujeres, 44 varones. Año 2001: 38 hombres, 68 mujeres. Año 2002: 77 mujeres, 52 varones. Año 2003: 49 hombres, 86 mujeres. Año 2004: 79 mujeres, 31 hombres... El año 2004, coincidiendo con la entrada al poder de los socialistas los datos dejan de coincidir entre los que facilita el Ministerio del Interior y el CGPJ.

Estamos a la cola, por una vez estar atrás debería ser motivo de alegría, de los países mas evolucionados; somos el segundo por la cola de los países de la Comunidad Europea en violencia intrafamiliar. Puestos de honor que corresponden a países que en otras cosas siempre admiramos como Suecia, Dinamarca, Alemania o Reino Unido. Por cierto, en estos países existen estadísticas, malditas siempre, que se hacen publicas, aquí no, de los hombres que por lo anterior expuesto o en mitad de un proceso de separación, donde las leyes son siempre injustas con el varón, deciden suicidarse: durante el año 2003 fueron más de 400 en España, y el año siguiente los suicidios fueron más de 600, siendo las cifras de suicidios de mujeres anecdóticas.

Pero estos datos nadie nos los facilita, jueces cómplices, asociaciones de mujeres obsesionadas y autopropulsadas por los poderes ejecutivos para hacer desaparecer figuras tan machistas como las de los padres, políticos empeñados en pulsar las necesidades de la calle a golpe de encuesta, medios de prensa dispuestos a redactar los datos que se les facilitan más que en verificar sus fuentes de información como ocurre en otros países, por su puesto del mundo anglosajón donde la prensa libre es abanderada del estado de opinión, en precario en este quizá por latino donde la visión de la sangre, posiblemente por nuestro carácter, nos estimula para el linchamiento mas que en buscar al culpable.

Y ¿por qué nadie habla de la violencia hacia los niños? ¿Hacia nuestros mayores o personas dependientes? Datos facilitados sin mucho eco dicen que más del 60% de esta violencia es ejercida por mujeres. ¿Reconocer esto dañaría esta imagen diseñada del binomio mujer = maltrato?

Yo mientras dura esta opereta coral de mentiras o verdades a medias, de héroes que no lo son tanto porque nunca ha habido realmente demonios ni brujas, de señores tan serios en su parnaso haciendo de dioses griegos que se burlan de los mortales dictando su destino, de políticos populistas preocupados hasta la paranoia en la reelección y de medios de prensa que solo nos dicen lo que queremos oír para contrarrestar lo que si es evidente como las subidas de tipos de interés, me preparo para cuando vuelva a estar con mi hijo y explicarle, exagerando sobre la importancia de mi trabajo, la mentira de porque no le puedo llevar nunca al colegio.

Noticias relacionadas

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!

Cataluña en pie de guerra. Sólo el constitucionalismo salvará España

"Si los socialistas son derrotados en las urnas, irán a la violencia, pues antes que el fascismo preferimos la anarquía y el caos." Francisco Largo Caballero. (II República)

40 años de paz

La verdad es que ni tan buenos éramos entonces ni tan malos somos ahora, pienso yo

Cuatro docenas de años

Los cuento por docenas para que parezcan menos

VOX y el nuevo Régimen Tardofranquista

La estrategia electoral de VOX utilizará la táctica de la manipulación de las masas expuesta por Edward L. Bernays
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris