Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El tráfico por carretera

Pedro Bernal Domínguez (Sevilla)
Redacción
domingo, 15 de julio de 2007, 21:40 h (CET)
Según las estadísticas este es el más elevado en muertes y en inválidos que ningún otro.

Algunos consideran que hasta superior en víctimas a las guerras actuales, y cuando digo víctimas incluyo a estos familiares destrozados por la muerte o incapacidad de un ser querido.

1º Por todos nosotros son conocidos los gravísimos accidentes en carretera con tantas muertes, heridos y postrados en carritos de ruedas, y el gran sufrimiento que esto conlleva a escala general por sus dramáticas consecuencias Considero que la vida es el regalo más preciado que el Creador nos ha dado, y por lo tanto, el solo hecho de salvar varias vidas durante un año sería un gran éxito, y al mismo tiempo una gran satisfacción de haber cumplido nuestro ineludible compromiso co la ciudadanía: Yo diría que el más grande de todos, salvar vidas.

2º Las posibles soluciones a todo esto pueden ser entre otras: Limitadores de velocidad a todos los vehículos a motor; bien sean motos, turismos, autobuses camiones y otros, para que no excedan de los 130 km. hora, excepto policía, guardia civil y cuerpos del Estado. De esta forma los delincuentes lo tendrían más difícil en sus huidas, además de otras repercusiones favorables con este sistema.

3º Si algún infractor manipulara el limitador de velocidad, una multa respetuosa y precintado del vehículo por tres meses. Si infringe por segunda vez , duplicar la multa y seis meses de precinto del vehículo. Así sucesivamente hasta llegar a la cuarta, donde el vehículo sería embargado y sacado a subasta pública. Les aseguro que el pretenda infringir estas normas se lo pensaría dos veces, que es lo que se pretende.

Esto pudiera parecer fuerte, pero muchísimo más fuerte es perder la vida, o quedar paralizado en un carrito de ruedas, y lesionado de por vida. Preguntemos a los familiares de los muertos y a las víctimas que siguen vivas, pero lesionados de diferente grado, si merece la pena estas normas tan drásticas, para disminuir la muerte, las lesiones y tanto dolor que estas están causando.

Estoy totalmente seguro, de que si esta fórmula u otra parecida hubiesen estado en práctica, muchos de los que murieron, hoy estarían con nosotros.

Además de salvar vidas que es lo prioritario, hay que tener en cuenta otros factores como son:

Muchísima menos contaminación por la bajada de velocidad, menos consumo de combustible, menor incidencia de gastos en la Seguridad Social al haber menos accidentados, no habría necesidad de poner radares en las autopistas puesto que ningún vehículo podría rebasar los 130 km. hora. Consecuentemente repercutiría en la economía del Estado al no tener que hacer esas inversiones. La policía de tráfico y guardia civil podrían desviarse a lugares más estratégicos y necesarios. Puede que haya algo más que yo ignore, pero con todo lo expuesto, estoy convencido fehacientemente de que se salvarían muchas vidas que es lo más importante. El resto está en segundo lugar pero es de gran significado.

¿MERECE LA PENA HACERLO? Lo dejo en las conciencias de los responsables del tráfico por carretera.

Noticias relacionadas

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro

Comprender e interpretar

El libro Acontecer y comprender de Teresa Oñate y otros autores es una obra fundamental para entender de modo amplio lo que es la Hermenéutica crítica

Oráculos decisivos

Son momentos decisivos para discernir las informaciones veraces y coherentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris