Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

De cómo se monta un bulo y se saca provecho de él

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 11 de julio de 2007, 23:13 h (CET)
Discrepo, como no podía ser menos, de la cascada de noticias ficción que se han ocupado de difundir los conocidos periódicos pro-zapateristas del grupo del señor Polanco (cuánto le debe deber a Zapatero este señor para que le apoye con tanta fuerza) y La Vanguardia (de cómo la nobleza se alía con el propio Diablo cuando se trata de “la pela es la pela”), con relación al reciente Debate de la Nación. Era de esperar, pero no por ello resulta menos impresentable que se haya montado semejante patraña mediática para salvarle de la quema al lider de los socialistas. Si ya comenté, en otro escrito, la actitud servil y acomodatacia de las huestes del PSOE en el Parlamento, previamente combinada entre ellos para apoyar las frases oportunistas y grandilocuentes del gran escenificador de bulos que es el señor Zapatero; hoy, después de unos días de concluido el debate y ante la forma sectaria, tergiversada y arribista con la que, el noventa por ciento, de los medios televisivos y escritos de la nación, con el inestimable apoyo del CIS ( “la voz de su amo” del PSOE); uno no puede menos de preguntarse si, el debate que escuchó, es el mismo que, con tanto bombo y boato, nos pretenden hacer creer que fue, con páginas y páginas de alabanzas e informaciones televisivas loatorias a las intervenciones de Zapatero y, por el contrario, con tan limitadas y torticeras referencias a las actuaciones del señor Rajoy. No creo haber presenciado una campaña mediática más organizada y más claramente beligerante contra el PP desde la, tristemente recordada, de principios de marzo del 2004, que tan funestos resultados tuvo para España.

Era evidente que el señor Zapatero se iba a ver envuelto en un enredo difícil de resolver cuando el señor Rajoy le espetase su fracasada negociación con la banda terrorista. Para evitarlo acudió a su consabida táctica de no responder a lo que se le preguntaba desde la Oposición y limitarse a poner todo el énfasis de que era capaz en dolerse de que el PP no le hubiera apoyado en lo que él llama, con absoluto descaro, “lucha antiterrorista. Es una verdadera sandez calificar de lucha antiterrorista a la más abyecta, desleal y absurda negociación, de igual a igual, de las condiciones en las que estaría dispuesta la organización abertzale a dejar de matar; que ha tenido el nefasto resultado de permitir la entrada de los etarras en las instituciones municipales y autonómicas; ha supuesto ponerlos en condiciones de llegar a gobernar Euskadi y están en camino de lograr la anexión de Navarra. Debieron exigirle mucho más, algo que Zapatero no puede darles y ellos le chantajedaron con el atentado de la T4. Zapatero, engañando a los ciudadanos, volvió a intentar negociar pero, como en las anteriores ocasiones fracasó y, de nuevo, la banda terrorista le ha amenazado, esta vez con la ruptura de la tregua. Pero ETA ha empezado a largar. Han salido a relucir reuniones celebradas en el 2000 y otrfas posteriores; acuerdos en Suiza; actas sospechosas y todo ello puso a Zapatero contra las cuerdas.

Sólo una escenificación minuciosamente preparada como la que se ha llevado a cabo, con la colaboración de los separatistas y el señor Llamazares (siempre en su linea de Vellido Dolfos) ha permitido a Zapatero eludir contestar a las preguntas de Rajoy y hurtar al parlamento y a todos los españoles las famosas actas de las negociaciones que, con toda seguridad, demostrarían la traición perpetrada por los negociadores del Gobierno contra la unidad de España. Porque, si no se trató más que de la rendición de ETA y de la entrega de armas ¿por qué son tan remisos los del PSOE a mostrar las actas que se les solicitan? Pero ni el católico, derechista y aspirante a ministro, señor Durán Lleida, ni el señor Mas ni, por supuesto, los del PNV (católicos, apostólicos y romanos) podían permitirse apoyar al PP, ellos debían continuar el contubernio que pacataron en el Tinell aunque ello supusiera traicionar a España entera y a las familias de las víctimas del terrorismo.

Es evidente que el plan, como ha venido ocurriendo en toda esta legislatura, consiste en dejar que aparezca que el PP se queda sólo y que todo el resto de partidos, por supuesto los que se autocalifican como moderados, responsables y pacíficos, le consideran un peligro para el buen gobierno de la nación. Lo que sucede es que se olvidan de que el PP representa (hoy seguramente muchos más) a unos diez millones de electores y todos los demás, si excluimos al PSOE, por muchos que sean representan a una porción irrisoria del electorado y que, seguramente, ni existirían si no fuera porque el señor Zapatero precisa de ellos para llevar a cabo su política de tapar las evidencias, negar las realidades y esconder los trapicheos para poder aspirar nuevamente a gobernar la nación. Como siempre la estrategia de la izquierda de la propaganda engañosa y el desprestigio del adversario aunque para ello tengan que revolcarse en los barrizales de las acusaciones falsas y las letrinas del deshonor y la falacia.

Sin embargo no nos debemos olvidar de que nuestro Presidente esta en manos de los etarras y más pronto que tarde los de la banda van a mover ficha. Es probable que se les acabe la paciencia y tiren del hilo del que tienen atrapado a Zapatero para exigirle nuevas concesiones. Entonces puede ser que nos enteremos de más cosas, puede que se vea obligado a ceder más o, que no pueda hacerlo y salte la caja de los truenos. Seguiremos de cerca sus actuaciones porque los comicios se están acercando y los de la ETA lo saben y también saben el apego que le tiene Zapatero al poder. Sin duda podrá ser interesante esperar los acontecimientos que, sin duda, se van a producir. Creo que a esta coalición de conveniencia que une a Zapatero con todos sus sicarios separatistas y comunistas les vendria bien la frase de Virgilio cuando decía: “Mientras viva el rey la armonia es en todos absoluta; una vez desaparecido aquel, la concordia queda rota” Un aviso para navegantes.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris