Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

La vida (política) sigue igual...

Raúl Tristán

miércoles, 11 de julio de 2007, 23:13 h (CET)
Parece que entramos en barrena, y eso que desde el 14-M no hemos dejado de caer en picado.

Mucho intento de cabriola aérea, mucha parafernalia, muchos bombos y platillos anunciando planes de vivienda gloriosos que acaban en estrepitosos fracasos, una tregua milagrosa que no era sino una trampa mortal intuida hasta por un niño de pecho, un nuevo país que iba a avanzar como nunca, con leyes de Dependencia excepcionales que no se pueden ni aplicar, con paga extra fantasma para los padres de criaturas, con antieuropea bajada de impuestos para los libros y, sobre todo, con un rabiosos intervencionismo escupido con saña a raudales: con Endesa, con LISI la controladora de las libertades, con leyes de igualdad que no son sino discriminación encubierta...

Zapatero ha entrado en barrena. No va a haber adelanto de las elecciones, dice, así que nos aguardan bastantes meses de soportar el tedioso discurso de un individuo que carece del más mínimo sentido de Estado, que no posee cualidad sobresaliente alguna, anodino, traicionero y ciertamente falto de sentido común.

Un lavado de cara al Gobierno, poniendo aquí un científico y allá un hombre de la cultura y ¡ya está!, a seguir sonriendo con cara de panoli.

La legislatura de Zapatero es una de las más improductivas de la historia democrática española. Años pasados en balde, años dilapidados en diatribas intrascendentes, años desperdiciados en conquistar el vacío, años arrojados por la borda.

Pero no sólo improductiva. Lo que es peor aún: ha sido (es) una legislatura destructiva. Zapatero es el abanderado lider de una horda de atilas que han dedicado sus esfuerzos a demoler lo que gobiernos anteriores habían levantado con esfuerzo, como la economía o la lucha antiterrorista. Es la españa de los billetes de a 500 y los escándalos urbanísticos... y las pistolas y las bombas.
Y han sembrado la simiente del odio entre los españoles porque, en lugar de conmemorar (celebrar en común) a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, se han dedicado a dividir de nuevo a los pueblos haciendo renacer las dos españas, la España de rojos y azules, de izquierdas y derechas, de víctimas y de asesinos.. y a avivar el sentimiento nacionalista arcaico y reduccionista, localista, tribal, y a alimentar el fuego fatuo de alianzas de incivilizaciones...

Ese señor que parece escapado de una tira del TBO, y que sienta sus reales en Moncloa, no es el responsable único de sus desmanes. La responsabilidad la tienen también todos aquellos socialistas de pro que le permiten hacer a su antojo, olvidando el deber que han asumido para con los ciudadanos, y que corean con vítores sus faenas, o guardan silencio cómplice, anuentes. Y cooperadores voluntarios son también quienes, desde la oposición, no saben sino hacer una política de escaso calado, de nula profundidad, remitiéndose de continuo a las mismas añagazas, a las amenazas crispantes que nada aportan, a los enfrentamientos viscerales sin base programática cuyo úinico fin es desalojar al rival del asiento.

Un Gobierno cuyo rumbo nos conduce directos al abismo de la idiocia, y una oposición que no termina de cuajar, que no se da cuenta de que, desde el otro lado, también se puede contribuir a construir un país.

Varios años arrojados al estercolero por culpa de un bipartidismo patético. Periodo de entreelecciones, periodo baldío.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris