Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Fujimori no sería senador en Japón

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 10 de julio de 2007, 22:32 h (CET)
La candidatura de Fujimori para las elecciones niponas del 29 de julio es algo sin precedentes en la historia pan-americana. Nunca antes un mandatario del Nuevo Mundo quizo postular a un parlamento de dicho reino.

Fujimori ha sido hasta ahora una impresionante máquina electoral. En todos los 5 comicios en los que él ha participado fue la sensación. En 1990 sacó sin partido casi dos millones de votos y en su última elección en Perú reclamó tener más de 6 millones de votos. En su web Fujimori se jacta de haber llegado a la presidencia peruana con el 62% (1990), 64% (1995) y 74% (2000).

Ahora Fujimori ha decidido que su sexta campaña electoral será la primera en no ser por la presidencia y también en darse en Japón. Sin embargo, esta vez su progresión puede quedar revertida. En la papeleta japonesa los electores pueden escribir el nombre de su partido o de su candidato. Es improbable que si quiera un 0.5% de los japoneses escriba Fujimori en ésta.

Su candidatura genera una vasta cobertura en el mundo pero muy poca en Japón. Según Google las noticias que hay sobre Fujimori son 3,600 en castellano, 350 en inglés, 125 en portugués, más de 30 en francés y alemán … pero solo 15 en japonés.

El postula en la lista del Kokumin (no como cabeza, sino como uno más del montón) que buscar una de las 48 senadurías electas mediante representación proporcional. En el hipotético caso que Kokumin llegase al 2%, mínimo necesario para lograr nominar así un senador (cifra a la que nunca ha llegado este mini-partido) Fujimori debería, además, ser el más votado de su lista. Sin embargo, Kokumin solo hace campaña por sus militantes mientras que en su web ignora a su advenedizo aliado peruano.

Sin estar en Japón desde hace casi 2 años, sin tener allí mayor popularidad, aparato, clientela electoral o presencia en los medios, es de dudar que si quiera un 0.5% de los nipones voten por Fujimori.

En Perú nadie ha ganado la presidencia con porcentajes electorales tan altos como él. Sin embargo, el porcentaje de japoneses que marquen su nombre en estas elecciones puede que sea tan o más bajo que el que haya sacado el menos votado de todos aquellos que hubiesen candidateado para el palacio de Pizarro.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris