Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Peter Pan y Wendy

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
lunes, 9 de julio de 2007, 11:52 h (CET)
Algunos creerán que los calores me han trastornado pero, estos días , mientras nuestro presidente nos vendía en la tribuna del Congreso que “España va bien” , no dejaban de martillearme en la cabeza aquellas palabras de Peter Pan : "Wendy, ¿por qué tenemos que crecer?… Olvídalos a todos. Ven conmigo adonde no tendrás que pensar en las cosas de los adultos”.

No se si a ustedes les ocurre lo mismo que a mi, pero, desgraciadamente, la cifra de hombres y mujeres entraditos en años que, desgraciadamente nos sorprenden con comportamientos egocéntricos e infantiles, va en aumento. Es más, solo con un ligero vistazo a sus prioridades en la vida y la estrategia definida para lograr tener éxito en ellas, me llevan a predecir sus comportamientos.

En nuestra sociedad, como en el cuento de Peter Pan y su País de Nunca Jamás, hay “niños grandes” que se resisten a crecer y a adquirir las responsabilidades reales que conlleva la madurez. Como los niños del cuento se dejan llevar por la imaginación, la diversión y el “todo vale”, con tal de lograr que su satisfacción insatisfecha no les haga plantearse las consecuencias de sus actos. Incluso, los hay que buscan “siempre la culpabilidad de todo lo que sucede a su alrededor en los demás, sin que nunca se sienta realmente parte del problema, y ni siquiera de la solución”.

Según el psicólogo Dan Kiley, “pese a su sonrisa casi imperecedera y a tratarse de personas muy divertidas y con unas inmensas ganas de disfrutar de todo los aspectos de la vida, se esconde alguien tremendamente inseguro con un terrible miedo a la soledad. (…) las características de un "Peter-Pan" incluyen algunos rasgos de irresponsabilidad, rebeldía, cólera, narcisismo, dependencia, manipulación, y la creencia de que esta más allá de las leyes de la sociedad y las normas.”

Es más, la profesora del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, Humbelina Robles, además de asegurarnos que cuando son evaluados por sus compañeros de trabajo, se muestran intolerantes ante cualquier critica, nos previene de que detrás de todo Peter Pan hay una Wendy: “Wendy es aquella mujer que se encuentra detrás de un Peter Pan. Para que exista un Peter Pan siempre tiene que haber alguien que asuma y se encargue de lo que este sujeto no hace… Wendy toma todas las decisiones y asume las responsabilidades de su pareja, justificando su informalidad ante los demás”.

Mucho me temo, que en el caso que nos ocupa, tendremos que coger el mundo real por los cuernos. No vaya a ser que acabemos abducidos como los niños perdidos, y permitamos a Peter Pan salir a través de la ventana, en busca del País de Nunca Jamás, para esconderse de sus compromisos.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris