Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Antes de morirme quiero...

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 8 de julio de 2007, 07:48 h (CET)
No, no, no es que de momento esté pensando en morirme, pero por si acaso éstas son algunas cosas que he de hacer antes:

• Encontrar alguien que me llame, escucharle seriamente y luego decirle: “Oich, espera, que me llaman por la otra línea, luego te llamo”. Y llamarle. Pa que aprenda.

• Que me devuelvan todos los libros que he prestado. Devolver todos los libros que me han prestado. Escribir ese libro pendiente que me ha de traer fama y honores. Post mortem.

• Decir alguna de esas solemnes chorradas que algunos alaban tanto y luego pasan a la posteridad.

• Decirle a esa vieja y fea compañera que no me saluda que es vieja y fea. Y saludarla.

• Decirle a ese guardia municipal que YO tenía razón, que ÉL se equivocaba, darle una palmadita y dejarle que me invite a un café con leche.

• Escribir mi epitafio: “Aquí yace uno que no sabía qué escribir para su epitafio”.

• Ir de espectador a un programa del corazón y hacer un par de cortes de mangas a los patrocinadores, presentadores y participantes en general. Pagar un anuncio en los intermedios de esos programas para decir lo que pienso de esos programas.

• Comer todas esas cosas que engordan o producen colesterol y que nunca me dejan comer. Beber todas esas cosas que nunca me dejan beber. Decirles lo que pienso a todo los que no me dejan comer o beber lo que yo quiero.

• Ir al que fue mi pueblo de vacaciones favorito y decirle al alcalde lo que pienso de él, de sus antecesores, del urbanismo salvaje y de hacer chalés adosados en medio de los valles más bonitos de España.

• Hacer pis en ese puñetero rosal tan bonito que nunca me ha dado más de dos o tres flores escandalosamente canijas, feas y siempre prematuramente ajadas.

• Votar alguna vez al partido ganador. Hacer que mi perro comprenda todo lo que lo quiero. Rechazar la oferta económica de algún periódico.

• Ir a tomarme un café con leche y un bollo suizo a la entrada de algún centro de trabajo multitudinario. Cuando las multitudes entren a trabajar.

• Poner muy alto las radios y televisiones de mi casa, cada una en una emisora diferente. A las tres de la mañana.

• Contratar un albañil o un fontanero o un electricista y estrecharle la mano por haber acabado la obra en el plazo prometido.

• Saber cuándo voy a morirme. Escribir un artículo enumerando todas las cosas que he de hacer antes de morirme. Testar.

• Irme de vacaciones fuera de temporada, ir a los centros comerciales en fechas y horas fuera de las habituales. Ir a mi banco a las once de la mañana.

• Encontrar a todas las chicas que alguna vez me dejaron, felicitarlas y darles las gracias.

• No hacer nada.

Pero todo ello sin prisa, eh.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris