Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Las actas

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 7 de julio de 2007, 03:01 h (CET)
Yo no se quien le habrá “soplado” a Rajoy que en las reuniones que, según él, han mantenido el Gobierno y ETA los “acuerdos” a que ambas partes llegaban se recogían en un acta. La verdad es que jamás llegué a pensar, ni creo que ningún otro español, salvo Rajoy, que estas reuniones, si las hubo, se desarrollaban con tanto formalismo, por lo visto había desde una persona que presidía la reunión hasta un secretario de actas que en cada nueva sesión leía el contenido del acta de la reunión anterior y sometía la misma a la aprobación de los asistentes. Eso lo definiría yo como reuniones serias. Por cierto sería curioso poder leer lo que se preguntó y respondió en el capítulo de “Ruegos y preguntas”. En este apartado es donde puede estar todo el meollo de la cuestión y puede que Rajoy y compañía pudieran llegar a conclusiones que les lleven a poder “probar” que el Gobierno “hincó” la rodilla ante ETA. Esa prueba estaría, sin duda alguna, en la parte de “Ruegos”.

La “perra” que cogió Rajoy con las dichosas actas me ha llevado a intentar ayudar a aclarar la cosa y he podido saber que esas actas efectivamente existen. Lo malo del caso es que las notas las tomó un taquígrafo, empleando, naturalmente, los signos taquigráficos, y que además estos son manuscritos, no están escritos con esa maquinita que despierta nuestra curiosidad y que todos deseamos poder ver de cerca algún día, son manuscritos, repito, y en euskera, con lo cual la cosa puede ser bastante problemática a la hora de leer lo que en esos borradores se ha recogido ya que las actas aún no han sido mecanografiadas y traducidas al español. No obstante mientras esto se hace, Rajoy podría hacer públicas las actas de las reuniones que el Gobierno de Aznar mantuvo con ETA en 1998 y 1999 y que recogieron todo lo que en esas reuniones se habló, porque yo supongo que aunque las notas hubieran sido tomadas de la misma forma, con signos taquigráficos y en euskera, después de tantos años estas ya estarán mecanografiadas y traducidas. ¿ O no hubo actas, como en esta ocasión tampoco las ha habido?

Hay una cosa a destacar de la intervención de Rajoy en el Debate sobre el Estado de la Nación y es la gran lección de moral que este dio cuando al final pidió al presidente de la Cámara Baja que le diera más tiempo. ¡Ha sacado al Alcoyano C. de F. del Guines! Hombre, no se si fue una lección de moral la que dio Rajoy, pero de masoquismo puro sí. Eso lo dejó muy claro.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris