Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Yo no aborto

Nuria Sánchez Díaz de Isla (Pamplona)
Redacción
sábado, 7 de julio de 2007, 03:01 h (CET)
El 5 de julio es fecha fatídica: se dio vía libre a una ley de aborto que permitiría la eliminación de, hasta ahora y según estadísticas oficiales, más de un millón de niños sin nacer: ha resultado un coladero. Tengo un hijo de 6 meses. Desde el primer momento del embarazo sentí a mi hijo. Con fuerza. Como una nueva vida luchando por salir adelante. Dentro de mí hay una personita en crecimiento, dando patadas y moviéndose, asustándose con los ruidos jugueteando...

Hace poco, al volver a casa vi un cartel. Ponía: "Mujeres de pleno derecho soberanas de nuestro cuerpo". No me cabe ninguna duda de que en aquella charla se iba a promocionar el aborto.

¿Cómo se ha podido manipular tanto nuestra conciencia para llamar al asesinato de niños no nacidos "derecho sexual y reproductivo"? ¿Cómo hoy eliminar a un indefenso se considera ser "soberana del propio cuerpo"? Las madres del mundo entero sabemos que la vida que acogemos en nuestro seno no es "nuestro propio cuerpo".

Rechazo radicalmente el asesinato de niños no nacidos, sean españoles, africanos o centroamericanos. Además, me parece cruel que se silencie las secuelas que produce el aborto en la mujer, también en la mujer de Centroamérica.

No entiendo cómo este acto lo organiza una ONG que se dice de "cooperación con el Sur". ¿Qué cooperación es la de promover que la madre empobrecida mate a su pobre hijo? ¿Pretenden tal vez acabar con la pobreza acabando con los pobres?

Y finalmente, ¿qué pintaba el Gobierno de Navarra colaborando-financiando este tipo de actos?

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris