Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Paridad familiar

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
sábado, 7 de julio de 2007, 03:01 h (CET)
No cabe en cabeza humana aprobar una ley de paridad que afecta a las listas electorales y los consejos de las empresas, y deja fuera a la familia y al matrimonio. El matrimonio que ha legalizado el Gobierno no cumple la ley paridad de que al menos el 40% de la pareja debe estar formado por una mujer. El resto un hombre, claro.

Según esta ley de paridad no podrían ser ni dos o tres mujeres sólo, como le pasó a las listas de Garachico, pero sí al menos dos para el matrimonio legalizado por Zapatero. Al menos esta cifra, de momento. ¿Y que me dicen de los niños huérfanos que deberían tener el derecho paritario de adopción, a poder ser adoptados por padre y madre. Tampoco es muy paritario el que la lista paritaria voluntariamente elegida sea ilegalizada de forma rápida con el divorcio exprés, de manera que cada uno por un lado no resuelve la paridad familiar y la de los hijos. ¿La custodia compartida en el divorcio no es otra forma de paridad para que los hijos sigan teniendo por igual un padre y una madre?. Muchas paridas, pero un gobierno desigualmente paritario.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris