Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

La gaviota carroñera

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 5 de julio de 2007, 22:50 h (CET)
El Debate sobre el Estado de la Nación quedó bastante descafeinado por el hecho de que aunque el presidente Rodríguez Zapatero, centró su intervención en los términos que correspondían dando datos económicos que efectivamente demostraban la excelente situación de la economía española, no lo hizo así el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, que por lo visto no está muy de acuerdo con eso que se dice de que son los ciclos económicos, con sus cambios, los que quitan y ponen gobiernos y si en cambio se le vio muy convencido de que los gobiernos los quita y los pone ETA. Rajoy no refutó ninguna de las cifras económicas que dio Zapatero y se limitó a responder al presidente del Gobierno hablando de ETA, de ETA y de ETA. Rajoy, será o no será un buen hombre de Estado, yo creo que no lo es, pero a este paso se va a convertir en el político que más habla de ETA y al que ETA tiene mucho que agradecer ya que si no fuera por Rajoy ETA no estaría a diario ocupando espacios en los medios de comunicación. Yo creo que en esta sesión del Debate sobre el Estado de la Nación, Rajoy ha batido el record parlamentario en lo que a hablar de ETA se refiere.

Es por ello por lo que del debate sobre el Estado de la Nación, me quedo con la respuesta dada por Mariano Rajoy a Rodríguez Zapatero a la mención que este último hizo sobre su intención de sacar adelante la Ley de la Memoria Histórica.

Después de esta respuesta estoy más convencido que nunca que el presidente del Gobierno tiene que sacar adelante esta Ley contemplando en ella todo el amplio abanico de iniciativas que sean necesarias para devolver la dignidad a tantos miles de españoles que fueron masacrados por la Dictadura de Franco por haber cometido el delito de ser consecuentes y fieles a sus ideas.

La respuesta de Rajoy ha sido la de que Zapatero quiere sembrar la cizaña con esta Ley recordando hechos pasados cuando lo razonable, según Rajoy, es tener una convivencia en paz. Si vivir “razonablemente” en paz significa el que los muertos antes, durante y después de nuestra guerra civil unos hayan sido honrados y enterrados en mausoleos monumentales como el del llamado Valle de los Caídos, que solo acoge a los de un bando, se hizo para tal fin, y otros estén indignamente sepultados atentando contra su dignidad y contra sus derechos como seres humanos aunque hayan fallecido, si vivir “razonablemente” en paz significa para los que en su logotipo lucen una gaviota que no se que quiere simbolizar a no ser que sea el carroñerismo de los que la enarbolan, si vivir “razonablemente” en paz es negarles a los familiares de esos que tan indignamente fueron tratados su único deseo que no es otro que el de verlos decorosamente sepultados y honrada su memoria. Eso no es meter cizaña, eso es hacer justicia con mayúsculas y eso es lo único que se pretende con la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica. Ley que si no contempla ese derecho a la dignidad y a esos derechos a los que antes me he referido dejará a Zapatero en muy mal lugar dentro de la historia.

La referencia que Rajoy hizo a los soldados muertos en El Líbano, no a los que murieron en Iraq o en Afganistán durante el Gobierno de Aznar y la mención que hizo sobre las mujeres muertas por sus maridos o compañeros, es la que me hace pensar que mientras estas cosas ocurran, en el Partido Popular podrán mantener su discurso opositor, de ahí mi decisión de ponerle a este artículo el nombre, desde el respeto a los símbolos de cada cual, de “La gaviota carroñera”.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris