Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Demanda de perdón

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 5 de julio de 2007, 18:17 h (CET)
Resulta que ante hechos probados (no recurridos ni ser objeto de tercera instancia, Tribual Supremo siempre dixit) por las arbitrarias detenciones de los militantes del PP en el caso Bono, es el mismo Bono el que sin haber demostrado nunca su acusación de agresión -con escoltas y testigos suyos a pares- dice que debe pedir el PP perdón.

A lo que se suma el antiguo delegado dimisionario y la cúpula socialista en pleno. Todo por que el Tribunal Supremo ha notificado inauditamente sin los requisitos legales, al procurador y letrado acusador de los policías y defensor de los militantes, que falla anular la sentencia de la Audiencia que los condenaba . Sentencia que no existe hasta la fecha, por lo que con las filtraciones a favor de tesis gubernamentales de la ilegalización de las listas de ANV y que no fueron aprobadas por todos los magistrados, el ciudadano ve estupefacto como la máxima justicia es correa de transmisión del poder ejecutivo, teniendo el don de la oportunidad política. Sorprende que sea el mismo Bono que pida perdón por fallos judiciales siendo el promotor del caso Lino, después de la final absolución de los acusados y con tristes fallecimientos entre ellos, no pida perdón por sus actos a sus familias y a los absueltos. Ante tanta hipocresía y a falta de los tribunales de honor prohibidos por la Constitución, parece que algunos pretenden restaurarlos con figuras como la demanda de perdón. Cuando se mezcla política y justicia no caben estas demandas de perdón interesadas a lomos de la manipulación. ¿Y a los que no acudimos a los tribunales, quién nos pide perdón por debilitar nuestra creencia en las instituciones creadas bajo el paraguas del Estado de Derecho?

Noticias relacionadas

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris