Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La pregunta que Rajoy no hizo

Mª Paz Alonso Gutiérrez
Redacción
miércoles, 4 de julio de 2007, 18:14 h (CET)
En el debate sobre el estado de la nación, si Rajoy hubiese tenido a una mujer en el escaño de al ladito, quizás le hubiese susurrado la pregunta que a mí -como a cualquier mujer apolítica, de las de a pie, de nuestra España- se me vino a la cabeza cuando el Señor Presidente D. J L Zapatero anunciaba que cualquier niño nacido en España, a partir de hoy, vendría con un pan bajo el brazo, es decir con 2.500€.

Pero el Sr. Rajoy se limitó a señalar que en el programa electoral que el PP presentó en las últimas elecciones, ellos se comprometían con una ayuda de 3000€ por niño nacido.

Aquí el Sr. Rajoy no anduvo listo. Porque el Sr. Zapatero se lo había puesto muy fácil con semejante anuncio y a reglón seguido la acusación de que no tenían ningún programa que ofrecer a los españoles.

-"Y ¿qué pensarán todas las mujeres que han dado a luz a sus hijos durante estos 3 años y 3 meses con esta medida? ¿No hubiese sido mejor que hubiera ganado el PP y así habrían sido ayudadas en su maternidad? Porque mucho boato se dio sobre el crecimiento social y sobre el saber repartir las ganancias y ahora mucho se da con el apoyo a la familia."

Y se me ocurre aún otra pregunta, claro que es mucho más comprometida: ¿habrían abortado a sus bebés todas, las más o menos 400.000 mujeres que lo han hecho durante esta legislatura, de haber ganado el PP y por lo tanto, de haber podido recibir las ayudas económicas, los 3000€ por nacimiento de cada hijo?

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris